Acuerdo comercial

Londres solicita la adhesión al tratado Transpacífico en busca de nuevos mercados tras el Brexit

  • El Gobierno británico destaca que el este pacto no requiere la cesión del "control sobre leyes, fronteras o dinero" como sucede con la UE

  • El comercio con los 11 países del tratado alcanzó el año pasado 126.000 millones de euros, según el Ejecutivo

El primer ministro británico, Boris Johnson, este lunes.

El primer ministro británico, Boris Johnson, este lunes. / JOHN SUPER (REUTERS)

Se lee en minutos

Un mes después de entrar en vigor el Brexit, el Reino Unido ha solicitado formalmente su adhesión al tratado comercial Transpacífico integrado por 11 países entre los que se encuentra Japón, Australia, Canadá, Chile, México y Perú. "Queremos colocarnos en el corazón de algunas de las economías de mayor crecimiento del mundo", señaló la ministra británica de Comercio Internacional, Liz Truss. La futura integración en el tratado "contribuirá a impulsar la recuperación basada en la exportación y los empleos en el Reino Unido, trayendo más oportunidades de comerciar con naciones del Pacífico que crecen rápidamente", añadió. Truss aprovechó para destacar que, a diferencia de lo que sucede con la Unión Europea, este tratado "no requiere que el Reino Unido ceda el control sobre leyes, fronteras o dinero". Las negociaciones con el bloque tendrán lugar a lo largo de este año.

"Estamos forjando nuevas asociaciones que traerán enormes beneficios económicos para los británicos", señaló Boris Johnson en un comunicado, en el que volvió a alardear de la "ambición" británica de hacer negocios con el mundo entero y convertirse en "campeón entusiasta del libre comercio global".

El Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP) es la nueva variante del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) del que Donald Trump retiró a Estados Unidos después de llegar al poder en 2017. No está aún claro qué hará la nueva administración de Joe Biden.

Te puede interesar

Automóviles, whisky y servicios

La adhesión para el Reino Unido "significará tasas de aduana más bajas para los fabricantes de automóviles y los productores de whisky y un mejor acceso para nuestros excelentes proveedores de servicios", indicó Truss. Según su ministerio, el comercio con los 11 países del CPTPP alcanzó el pasado año los 111.000 millones de libras (126.000 millones de euros). La Confederación de la Industria Británica (CBI), que engloba a la patronal, ve la iniciativa con "potencial para crear nuevas oportunidades para las empresas británicas en diferentes sectores".