'Divorcio' comunitario

El parlamento británico aprueba el acuerdo postbrexit con la Unión Europea

  • El pacto fue respaldado en la Cámara de los Comunes por 521 votos a favor, frente a 73 en contra

  • "Retenemos el control soberano de nuestras leyes y de nuestro destino nacional", declaró Boris Johnson

Britain s Prime Minister Boris Johnson gives a double thumbs up after signing the Trade and Cooperation Agreement between the UK and the EU  the Brexit trade deal  at 10 Downing Street in central London on December 30  2020  - British Prime Minister Boris Johnson on Wednesday signed a post-Brexit trade deal with the European Union  acclaiming it as the start of a  wonderful relationship  across the Channel   It s an excellent deal for this country but also for our friends and partners   he said at the signing in Downing Street  after EU chiefs Ursula von der Leyen and Charles Michel earlier had themselves inked the 1 246-page Trade and Cooperation Agreement  (Photo by Leon Neal   POOL   AFP)

Britain s Prime Minister Boris Johnson gives a double thumbs up after signing the Trade and Cooperation Agreement between the UK and the EU the Brexit trade deal at 10 Downing Street in central London on December 30 2020 - British Prime Minister Boris Johnson on Wednesday signed a post-Brexit trade deal with the European Union acclaiming it as the start of a wonderful relationship across the Channel It s an excellent deal for this country but also for our friends and partners he said at the signing in Downing Street after EU chiefs Ursula von der Leyen and Charles Michel earlier had themselves inked the 1 246-page Trade and Cooperation Agreement (Photo by Leon Neal POOL AFP) / LEON NEAL

Se lee en minutos

Boris Johnson anunció el comienzo de “un nuevo capítulo en nuestra historia”, al presentar en la Cámara de los Comunes el documento post-Brexit alcanzado el pasado 24 de diciembre. “Una nueva relación entre Gran Bretaña y la Unión Europea, en igualdad de soberanía”, señaló. El primer ministro abrió la sesión extraordinaria del Parlamento, en la que los diputados, muchos de ellos presentes sólo virtualmente, aprobaron el acuerdo por 521 votos a favor y 73 en contra.   

El pacto requirió una tramitación exprés para que la nueva legislación entre en vigor a las 11 de la noche hora de Londres este 31 de diciembre, momento en el que expira el periodo transitorio para abandonar la UE. El texto pasó a la Cámara de los Lores y debía quedar completado con el sello real, a cargo de Isabel II que permanece en el castillo de Windsor. El acuerdo, que Johnson firmó a primera hora de la tarde, había llegado a Londres procedente de Bruselas en un avión blanco de la Royal Air Force, que aterrizó en el aeropuerto de la City de Londres.

Lograr lo imposible

En su intervención, sabedor de que no habría oposición alguna a la que enfrentarse, Johnson regaló los oídos a los conservadores insistiendo en la soberanía recobrada, que fue también el principal argumento de la el mismo que utilizó durante el referéndum. “Vamos a comerciar y a cooperar con nuestros vecinos europeos en los términos más estrechos de amistad, y buena voluntad pero retenemos el control soberano de nuestras leyes y de nuestro destino nacional”.

Johnson se vanaglorió de haber conseguido lo que sus críticos creían imposible. “El propósito central de esta ley es lograr algo que los ciudadanos británicos sabían, en sus corazones, que se podía lograr, aunque les dijeron que era imposible”.

La única manera de evitar una salida sin acuerdo

Noticias relacionadas

La oposición laborista votó a favor, aunque hubo algunos votos contrarios de diputados disidentes. El líder del partido, Keir Starmer, que había apoyado la permanencia en la UE  en el referéndum del 2016, respaldó el acuerdo como un mal menor. “Después de cuatro años y medio de debate y división finalmente tenemos un tratado con la UE. Es imperfecto, es demasiado pequeño y es la consecuencia de las decisiones políticas del primer ministro”, declaró. “Pero sólo tenemos un día antes del final del periodo de transición y es el único acuerdo que tenemos”. El dilema estaba claro. “Finalmente, votar a favor de este tratado es la única manera de estar seguros de que evitamos una salida sin acuerdo”.

Liberales, independentistas escoces, verdes y diputados de Irlanda del Norte votaron en contra, como ya habían avanzado. El covid obligó a la inmensa mayoría de los parlamentarios a intervenir por conexión de video en un ambiente de cansancio y con ganas de pasar página.