FIGURA CLAVE

Muere Saeb Erekat, secretario general de la OLP, por coronavirus

La causa palestina pierde a su más veterano negociador con Israel, presente en la mesa de diálogo desde los Acuerdos de Oslo

Con el proceso de paz estancado desde el 2014, la comunidad internacional instala a los palestinos en el olvido

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat.

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat. / ATEF SAFADI (EFE)

2
Se lee en minutos
Andrea López-Tomàs
Andrea López-Tomàs

Periodista y politóloga.

ver +

Con la kufiya palestina negra y blanca sobre los hombros, Saeb Erekat llegó a las negociaciones de paz con Israel en Madrid de 1991. Tras armar un alboroto en este primer encuentro histórico entre ambos bandos enemigos, el delegado palestino pudo mirar a los ojos al entonces primer ministro israelí Isaac Shamir y decirle: “estoy aquí”. Este martes la causa palestina pierde a uno de sus más veteranos negociadores, el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). Saeb Erekat ha muerto por coronavirus a los 65 años. 

Después de contraer el virus el pasado octubre, Erekat ha fallecido por un fallo multiorgánico consecuencia de sus problemas crónicos de pulmón. Pilar clave de las negociaciones de paz desde los Acuerdos de Oslo (1993), el político era una de las caras visibles de la causa palestina en la arena internacional. 

Cercano a los presidentes de la Autoridad Nacional Palestina, el icónico Yaser Arafat y el actual Mahmud Abas, Erekat era conocido por su rol esencial en el diálogo con Israel. Desde el gobierno de Yitzhak Rabin (1992-1995), el secretario general de la OLP ha liderado los encuentros con los representantes hebreos bajo el auspicio de las diferentes administraciones estadounidenses. 

Bandera palestina a media asta en homenaje a Erekat. / REUTERS

Palestinos sin Estado

Erekat muere sin cumplir la ambición de su vida: ayudar a lograr un Estado palestino y acabar con la ocupación israelí. “No he terminado con lo que nací para hacer”, le dijo recientemente a Tzipi Livni, la exministra israelí de Relaciones Exteriores de Israel y su socia en las negociaciones, “superé un trasplante de pulmón y derrotaré a este Covid”.

Durante los gobiernos de Netanyahu, Erekat ha seguido capitaneando el proceso de paz con Israel, estancado desde el 2014. “La colonización, la ocupación y el 'apartheid' han ganado”, dijo el pasado marzo, cuando el líder del Likud conquistó sus terceras elecciones consecutivas. A su vez, durante su trayectoria política el dirigente palestino mostró disconformidad tanto con Arafat como Abbas. A ambos presentó su dimisión aunque ninguno de los dos la aceptaron.

“La partida de nuestro hermano y amigo, el gran luchador, Dr. Saeb Erekat, representó una gran pérdida para Palestina y nuestra gente, y nos sentimos profundamente tristes por su muerte, especialmente ahora con las dificultades a las que se enfrenta la causa palestina”, ha declarado el presidente palestino Abbas tras anunciar tres días de duelo.

"No negarás mi existencia"

Después de ser nombrado secretario general en el 2015, Erekat había centrado sus esfuerzos en la internacionalización de la solución del conflicto. Desde su casa de Jericó, el dirigente mostró en los últimos meses su frustración por la soledad a la que se ha condenado a los palestinos tras los acuerdos de normalización de varios países árabes con Israel.

Soldados palestinos izan la bandera a media asta. / REUTERS

Noticias relacionadas

Licenciado en Ciencias Políticas con un máster en relaciones internacionales, su formación en Estados Unidos y el Reino Unido permitió a Erekat hacer que su impecable inglés se oyera en todas las mesas de diálogo con Israel desde 1991. El sexto de siete hermanos y padre de cuatro hijos ejerció como periodista y escritor que atendió a los medios desde su hogar hasta su traslado al hospital israelí en octubre.

Convencido de la importancia de tener una silla en la mesa, Erekat ha sido el arquitecto de los acercamientos a Israel de los últimos 30 años. En Madrid celebró la presencia de los palestinos en las negociaciones, hasta entones representados por otros. ”Ya no puedes negar mi existencia más", pensó. Hoy su pueblo, a las puertas del olvido, recuerda la suya.