CINE Y POLÍTICA

Hollywood entra en campaña para echar a Trump

Estrellas del cine y la música estadounidense redoblan sus críticas contra el presidente a pocos días de las elecciones y apoyan la candidatura de Joe Biden

Spike Lee, con el Oscar al mejor guion por ’Infiltrado en el KKKlan’

Spike Lee, con el Oscar al mejor guion por ’Infiltrado en el KKKlan’ / REUTERS / DANNY MOLOSHOK

Se lee en minutos

En Hollywood no solo se hacen películas. Desde hace años la meca del cine californiano se ha consolidado como una poderosa voz del progresismo estadounidense, haciendo política a través del imaginario colectivo pero también tomando posición en un país cada vez más polarizado. A falta de tan solo dos semanas para las elecciones, cada vez son más las grandes figuras del celuloide que han exteriorizado su sueño de que Donald Trump no extienda su mandato cuatro años más.

La estridente llegada del millonario conservador a la Casa Blanca reactivó la implicación política de cineastas mayoritariamente acomodados durante los años de presidencia de Barack Obama. Según un estudio de la Universidad del Sur de California, la representación de identidades raciales y étnicas no blancas prácticamente no progresó entre 2007 y 2014, algo que en los últimos años sí ha cambiado. Mientras la brecha política se agiganta y los conflictos raciales regresan a la superficie, Hollywood ha mejorado. En 2019, 31 de las 100 películas más taquilleras tenían a protagonistas no blancos, un aumento del 138% respecto al 2017.

A pesar de seguir siendo desigual, la sensibilización del cine estadounidense en la pantalla ha coincidido también detrás de las cámaras. Así, bajo el mandato de Trump los discursos políticos se han convertido en norma en la mayoría de entrega de premios, siendo el presidente el principal objetivo de las críticas. Desde el abiertamente "que te jodan" de Robert De Niro durante los premios Tony al más sutil "haced lo correcto" de Spike Lee en la ceremonia de los Oscar.

Muchos apoyos

La lista de actores y actrices que están utilizando su popularidad como megáfono para apoyar la candidatura presidencial de Joe Biden es larga. Desde los que siempre han sido políticamente activos, como Robert RedfordWhoopi Goldberg o Mark Ruffalo a los que como Dwayne 'La Roca' Johnson han hecho público su voto por primera vez.

Muchos de ello han contribuido de su bolsillo a relanzar las opciones de Biden. A finales de agosto un acto virtual logró recaudar hasta siete millones de dólares para la candidatura del exvicepresidente con el apoyo de personalidades tan variopintas como el cómico Larry David o el actor y director Shia LeBeouf.

Pero no todos los apoyos a los demócratas tienen que ser directos. A pesar de las restricciones por la pandemia, Hollywood ha seguido lanzando consignas progresistas desde la pantalla. Desde el capítulo especial de ‘El Ala Oeste de la Casa Blanca’ —resucitada 14 años después de su final en apoyo al grupo no partidista de Michelle Obama para impulsar el voto— a la secuela de Borat, con la que Sacha Baron Cohen quiere revelar el "peligroso deslizamiento hacia el autoritarismo" de EEUU.

En uno de los recientes esfuerzos para implicarse en la importancia de estas elecciones, el jueves pasado 100 actores, productores y escritores pidieron a la cadena NBC que no televisara la entrevista a Trump a la misma hora que ABC emitía la de Biden. Entre ellos, estaban Sterling K. Brown, protagonista de ‘This is us’, o Seth MacFarlane, creador de ‘Padre de Familia’.

Por otro lado, se hace difícil encontrar a grandes nombres de la industria que apoyen abiertamente a Trump, incluso entre los tradicionalmente republicanos. El viraje xenófobo del partido bajo el liderazgo del magnate llevaron a reconocidos actores de derechas como Robert Duvall o Clint Eastwood a replantearse su voto y a otros, como Robert Downey Jr. o Arnold Schwarzenegger, a dar su apoyo a Hillary Clinton. Entre los que apoyan directamente la reelección de Trump quedan James Woods, Dennis Quaid o Jon Voight.

Política y música

Te puede interesar

La implicación en unas elecciones que se prevén turbulentas van más allá de las soleadas colinas californianas y la industria cinematográfica del país. En el mundo musical tampoco han sido pocas las celebridades que han criticado la gestión de Donald Trump y que han tratado de movilizar al electorado más joven. Es el caso de la estrella del pop Ariana Grande, que pidió a través de su cuenta de Instagram (203 millones de seguidores) a los ciudadanos de Florida que se registrasen para poder participar en las elecciones. Poco después, la web de registros se bloqueó.

Antes, Grande había apoyado abiertamente al demócrata Bernie Sanders, que a pesar de perder en las primarias contra Biden también convenció a otros grandes nombres de la música que iban de Roger Waters a Miley Cyrus, pasando por Foo FightersHans ZimmerNeil Young o Cardi B. Biden también contará con el apoyo de Taylor Swift, que anunció su voto hace dos semanas en un intento de utilizar su voz como icono global para movilizar el voto joven. Que eso se traduzca en las urnas es otra historia.