21 oct 2020

Ir a contenido

CRISIS EN LA EXCOLONIA

La policía detiene al menos a 60 personas en Hong Kong acusadas de manifestación ilegal

El Gobierno local despliega miles de efectivos para evitar protestas en el Día Nacional de China

El Periódico

Dos jóvenes arrestados en Hong Kong este jueves.

Dos jóvenes arrestados en Hong Kong este jueves. / MAY JAMES (AFP)

La policía de Hong Kong declaró que este jueves detuvo al menos a 60 personas por manifestación ilegal. "Tras repetidas advertencias que fueron ignoradas, la policía detuvo al menos a 60 personas (...) sospechosas de participar en una manifestación no autorizada y otros delitos vinculados al orden público", declaró la policía en un comunicado publicado en la red social Facebook.

Hong Kong desplegó miles de agentes de las fuerzas de seguridad por toda la ciudad con motivo del Día Nacional de China, una fecha para la que la principal plataforma prodemocrática hongkonesa había propuesto una manifestación, finalmente denegada por las autoridades. El pasado martes, la Oficina de Enlace del Gobierno de China en Hong Kong advirtió de que no toleraría "manifestaciones ilegales" este 1 de octubre, septuagésimo primer aniversario de la fundación de la República Popular y festivo en todo el país. 

Fuentes citadas por la radiotelevisión hongkonesa RTHK indicaron que había hasta 6.000 efectivos policiales preparados para "desactivar rápidamente cualquier atisbo de problema" en la ciudad semiautónoma.

Según el medio, la Policía patrulla el centro de la urbe desde primera hora de la mañana, realiza registros y solicita identificación sobre todo entre la gente joven, colectivo protagonista en las protestas prodemocráticas que tomaron la ciudad en la segunda mitad del pasado año.

Polémica ley de seguridad nacional 

El Frente Civil de los Derechos Humanos Civiles (FCDH) pretendía celebrar este jueves la primera marcha que contase con autorización policial en meses para manifestarse contra la polémica ley de seguridad nacional de Hong Kong. Pekín impuso la nueva ley en la región administrativa especial el 30 de junio, después de que la excolonia registrara protestas masivas desde junio del pasado año, solo interrumpidas por las restricciones derivadas de la pandemia de coronavirus.

La controvertida ley contempla hasta cadena perpetua para supuestos como la secesión o confabulación con fuerzas extranjeras, pero también castiga de manera más leve, por ejemplo, la difusión de mensajes, orales u escritos, que apoyen la independencia del territorio.

Por su parte, durante un discurso de conmemoración del Día Nacional, la jefa del Ejecutivo hongkonés, Carrie Lam, elogió el efecto que la ley ha tenido en la ciudad, y precisó que ha servido para "restaurar la estabilidad" tras meses de manifestaciones.