26 oct 2020

Ir a contenido

Récord negativo

Perú se convierte en el país con la mayor mortalidad del mundo por la COVID-19

Este país suma 28.000 fallecidos por el coronavirus SARS-CoV-2 lo que se traduce en 85,8 muertes por cada 100.000 habitantes

El Periódico

Trabajadores de un cementerio en Perú trasladan los fallecidos por COVID-19.

Trabajadores de un cementerio en Perú trasladan los fallecidos por COVID-19. / AP

Perú pasó a ser el país con la mayor mortalidad del mundo por la COVID-19, después de que Bélgica corrigiera su cifra de fallecidos por el coronavirus y restara 121 decesos a su balance del impacto de la enfermedad.

La rectificación de las autoridades belgas hizo que Perú ostente ahora ese récord mundial, una marca que era cuestión de días que alcanzara, pues el brote está lejos de ser controlado y las muertes se suceden por centenares en el sexto país del mundo con más casos confirmados al acumular más de 607.000 contagios.

Los 28.000 fallecidos por el virus SARS-CoV-2 que registra Perú, se traducen en una mortalidad de 85,8 muertes por cada 100.000 habitantes, resultado de dividir el número de decesos por su población nacional de 32,6 millones de habitantes, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Rebasa a Bélgica

Por su parte, la nueva tasa de mortalidad del coronavirus en Bélgica se situó en 85,5 muertos por cada 100.000 habitantes al reportar ahora 9.878 occisos entre una población de algo más de 11,5 millones de habitantes.

El Gobierno belga hizo esta corrección a la baja de su recuento de fallecidos por coronavirus, después de que en un inicio considerara dentro de las cifras oficiales de la pandemia los casos sospechosos.

La rectificación fue anunciada este miércoles después de revisar detalladamente una serie de decesos en residencias de ancianos que habían sido contabilizadas dos veces o cuyas causas de muerte no cuadraban con la sintomatología producida por el coronavirus.

Muertes sospechosas

Esto contrasta con el caso de Perú, donde todavía existen miles de muertes sospechosas de coronavirus que no están incluidas en los reportes del Gobierno.

En total son más de 65.000 los fallecidos en exceso registrados desde el inicio de la pandemia en comparación a años anteriores, pues, desde marzo, los fallecimientos a nivel nacional se han incrementado en un 120 % respecto a los dos años anteriores.

Las muertes sospechosas ascienden en Perú a 10.443, según el último reporte publicado el 18 de agosto por el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades del Ministerio de Salud. Sin contar esos casos sospechosos y solo con las muertes confirmadas tras haber dado positivo a pruebas de descarte, Perú es el noveno país del mundo en número de fallecidos.

Casos comparativos

Aunque los Estados Unidos es el país con mayor número de occisos al registrar casi 180.000, su tasa de mortalidad es menor a la de Perú al tener 350 millones de habitantes y está en torno a los 54 fallecidos por cada 100.000 personas.

La misma situación ocurre en Brasil, segundo en la lista por cantidad de óbitos al sumar 116.000, pero entre una población de 210,1 millones de personas se traduce en 55 muertes por cada 100.000 habitantes.

La letalidad del coronavirus en Perú se sitúa hasta ahora en el 4,8 %, lo que significa que cuatro de cada cien personas contagiadas por el virus SARS-CoV-2 fallecen, lejos de la tasa de México, que es del 10,8 %.

No obstante, la tasa de mortalidad de México es prácticamente casi la mitad que la de Perú al presentar 49 fallecidos por cada 100.000 habitantes. Después de Perú y Bélgica, los siguientes países con las tasas de mortalidad más altas son el Reino Unido y España, con 62 y 61 fallecidos por cada 100.000 personas, respectivamente.