CONFLICTO ETERNO

Turquía lanza una operación militar contra el PKK en el norte de Irak

La ofensiva, por aire y por tierra, pretende arrinconar a la guerrilla kurdoturca, en guerra contra Ankara desde los ochenta

Soldados turcos en una operación militar.

Soldados turcos en una operación militar.

Se lee en minutos

Era ya de madrugada, bien entrada la noche, cuando el Ejército de Turquía lo ha anunciado: este miércoles ha empezado la “Operación Garra de Tigre”, una ofensiva militar por aire y por tierra —con fuerzas especiales— en el norte de Irak y contra la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PK), cuyo centro de mando está en las montañas del Kurdistán iraquí.

“La Operación Garra de Tigre se lleva a cabo como parte de nuestros derechos de legítima defensa por la ley internacional, y será en contra del PKK y otros elementos terroristas que recientemente han intentado incrementar su acoso y ataques contra nuestras bases y estaciones de policía”, ha anunciado el Ministerio de Defensa turco en un comunicado esta pasada madrugada.

El PKK es una guerrilla kurdoturca catalogada dec terrorista tanto por Turquía como por la Unión Europea y Estados Unidos. El grupo se dio a conocer a nivel mundial en los años ochenta, cuando declaró la guerra a Ankara.

Desde entonces, en este conflicto, tanto a manos de la guerrilla como por operaciones del Ejército turco, han muerto cerca de 40.000 personas. El líder del PKK, Abdullah Öcalan, está, desde 1999, en una cárcel de alta seguridad en Turquía, donde cumple cadena perpetua.

En los últimos años, los ataques del grupo en Turquía se han parado y el grupo, recluido en las montañas del norte de Irak, ha perdido fuelle. Desde hace un lustro, el conflicto se ha desplazado al país árabe, y ahora, con esta nueva operación, Ankara, que cuenta con el apoyo también militar de Irán, ha redoblado la presión.

Desde hace unos días, los drones y cazas turcos han empezado una campaña de bombardeos más intensos —algunos de los cuales han caído cerca de campos de refugiados yazidís, cuyos pueblos fueron destruidos por el Estado Islámico—, y desde la madrugadad de  este miércole, según el Ministerio de Defensa turco, soldados turcos han entrado a Irak, concretamente en la región fronteriza de Haftanin.

Permiso para entrar

Permiso para entrarLa operación aérea, que cuenta con el beneplácito de las autoridades del Kurdistán Iraquí —las familias Barzaní y Talabani—, se realiza en las zonas de Sinjar, Karacak, Zap, Avasin-Basyan, Hakruk y Qandil, el cuartel central del PKK.

Te puede interesar

El martes, tras el primer día de bombardeos, el Ministerio de Asuntos Exteriores iraquí llamó a consultas al embajador turco en Bagdad. En ese encuentro, el Gobierno iraquí entregó al diplomático turco un memorándum con no muy buenas palabras: “El documento —dijo después Bagdad en un comunicado— incluye la condena por la violación de la soberanía territorial y espacio aéreo iraquí, y considera que estos actos contravienen las convenciones y leyes internacionales, además de los principios de respeto mutuo”.

“Pedimos a nuestra vecina Turquía que pare sus operaciones militares unilaterales, […] que han causado terror y han sembrado el pánico entre la población”, continúa el comunicado iraquí.