PROCESO JUDICIAL

La justicia turca absuelve a los acusados de "organizar" las protestas de Gezi

El tribunal también exculpa al empresario y filántropo Osman Kavala, que llevaba más de dos años en prisión preventiva

Horas más tarde, sin embargo, la fiscalía emite otra orden de arresto para Kavala, esta vez relacionada con el intento de golpe de Estado de 2016

Mucella Yapici, una de las acusadas, hace el signo de la victoria tras abandonar el tribunal de Silivri, este martes.

Mucella Yapici, una de las acusadas, hace el signo de la victoria tras abandonar el tribunal de Silivri, este martes. / UMIT BEKTAS (REUTERS)

Se lee en minutos

Ha sido una sorpresa total. Este martes, un tribunal de Estambul tenía que condenar a un grupo de nueve personas por, según la fiscalía, intentar derrocar al Gobierno turco durante las manifestaciones de Gezi del 2013, que empezaron como una pequeña protesta medioambiental y acabaron por poner en jaque al Ejecutivo del entonces primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan.

Para tres de los acusados, la fiscalía pedía cadena perpetua no revisable; para los otros seis -algunos de los cuales han sido juzgados 'in absentia' porque habían huido del país-, varias decenas de años. Pero, al final, absolutamente todos los acusados han sido declarados inocentes de todos los cargos.

En la última vista del juicio, celebrada este martes en el juzgado de Silivri, nadie se podía llegar ni a imaginar una decisión así. Durante toda la mañana, la estrategia a la desesperada de la defensa se había centrado en intentar alargar el proceso al máximo y forzar así a que el Gobierno turco aplicase la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), que reclamó hace 70 días la libertad de uno de los acusados, Osman Kavala, empresario y filántropo que lleva casi dos años y medio en prisión preventiva.

Juicio bronco

Los abogados de la defensa han hecho mil y una peticiones al juez, pero este las ha desestimado todas de golpe, con desdén. Este juicio tenía que acabar rápido.

Luego ha llegado el turno de Kavala, quien, ocupaba él solo el espacio central de la sala del tribunal, llena hasta la bandera. A Kavala le rodeaba un cordón de policías. Ha hablado: "La ficción conspiranoica que sugiere que Gezi fue un intento de derrocar al Gobierno no se basa en ningún hecho. No hay en el texto de la acusación ningún documento ni información que pueda convencer a nadie de eso", ha dicho el filántropo, antes de continuar: "Sé que es demasiado tarde, pero invito al tribunal a que trate los eventos que ocurrieron no como se les impone desde el discurso político, sino como lo haría un observador objetivo".

Te puede interesar

Pero no ha sido demasiado tarde. Después de todos los alegatos, discursos, arengas, alguna pelea y mucha tensión, el juez, cansado ya de todo este paripé, ha anunciado su decisión lo más rápido que ha podido: "Levántense para la sentencia final. Todos los acusados han sido absueltos".

La sala ha explotado de alegría, aunque ésta duraría poco. Horas después, la fiscalía turca ha emitido otra orden de detención para Kavala; en este caso por "haber tenido relación" con el intento de golpe de Estado de 2016. Kavala no ha tenido tiempo ni de salir unas horas de la cárcel.