Buscan a los culpables

Muere una bebé y tres adultos en un ataque armado en Guatemala

Las autoridades informaron que la menor de siete meses estaba en la calle con sus padres cuando fueron atacados a balazos desde un vehículo en movimiento

Escena de un asesinato en Guatemala.

Escena de un asesinato en Guatemala. / EFE

Se lee en minutos

El Periódico

Una bebé de siete meses de edad y tres adultos, murieron en un ataque armado al sur de la Ciudad de Guatemala, informaron los cuerpos de socorro. Los Bomberos Municipales guatemaltecos cubrieron la petición de emergencia y confirmaron la muerte de la bebé y de los tres adultos por heridas de bala, además del traslado dos personas heridas a un hospital local.

El ataque armado se registró en un barrio al sur de la capital del país centroamericano, específicamente en la vía pública de la colonia "Justo Rufino Barrios", de acuerdo a versiones preliminares.

"Al llegar al lugar se observó una situación bastante lamentable, trágica y complicada, en la que varias personas habían sido atacadas con arma de fuego", explicó a periodistas el portavoz de los Bomberos Municipales, Gerardo Martínez, quienes atendieron el llamado.

En plena vía pública

La bebé estaba con sus padre y madre en la vía pública cuando fueron atacados a tiros supuestamente desde un vehículo en movimiento, según la misma fuente. 

La pareja muerta fue identificada como Edwin Ernesto Salazar Arredondo, de 36 años, y Victoria del Carmen Cerna Orellana, de 21. Ambos estaban con la menor "al lado de un vehículo que aparentemente estaban reparando", puntualizó Martínez.

Las otras víctimas

Te puede interesar

Unos 100 metros más adelante, en la misma calle, los cuerpos de socorro encontraron a otra persona muerta por impactos de bala, junto a otros dos hombres heridos. La víctima fue identificada por los bomberos como Jonathan Josué Contreras Tellez, de aproximadamente 29 años de edad.

Los bomberos trasladaron a los dos heridos, Mario René Vásquez y Miguel Ángel Prado, al hospital estatal Roosevelt, mientras las autoridades acordonaban las dos escenas del crimen para investigar los homicidios.