17 feb 2020

Ir a contenido

CRISIS MIGRATORIA

La llegada de inmigrantes sin papeles a España baja un 60% por la cooperación con Rabat

De las 139.000 llegadas irregulares detectadas en 2019 en la UE 24.000 corresponden a la ruta migratoria del mediterráneo occidental

Las repatriaciones de inmigrantes coordinadas por la agencia Frontex se dispararon un 50% y alcanzaron el año pasado las 15.800 personas

Silvia Martínez

Inmigrantes descienden de un barco de Salvamento Marítimo en Motril (Granada), en una imagen de archivo.

Inmigrantes descienden de un barco de Salvamento Marítimo en Motril (Granada), en una imagen de archivo. / EFE / MIGUEL PAQUET

Las llegadas de inmigrantes irregulares a España cayeron un 58% en 2019 hasta situarse entorno a las 24.000, según el balance realizado este viernes por el director de la Agencia Europea de Fronteras (Frontex). Una evolución que Fabrice Leggeri achaca a la "excelente cooperación" con las autoridades de Marruecos, tanto a nivel bilateral entre los gobiernos de Rabat y Madrid, como entre la propia agencia y el país norteafricano.

"En una visita oficial a Marruecos pude ver lo serio que se lo toman las autoridades. No quieren ver Marruecos desestabilizado por la inmigración y el tráfico de personas. Es una situación en la que ambos salimos ganando porque lo que nos desestabilizaría a nosotros también desestabilizaría a Marruecos”, ha explicado durante una rueda de prensa en Bruselas para hacer balance de los resultados del año pasado.

Esta caída en las llegadas supone un drástico recorte respecto a la situación vivida en 2018 cuando Marruecos se convirtió en la principal ruta migratoria de salida hacia la UE con más de 57.000 llegadas detectadas en España.

El informe también confirma una caída del 41% de las llegadas a través del Mediterráneo central, la ruta que llega a Italia y Malta, que se redujeron hasta las 14.000. En cambio, se registró un incremento importante a través a través del Mediterráneo oriental y los Balcanes occidentales.

En el caso de la ruta que conecta con Grecia, la agencia europea detectó el año pasado un aumento del 46% hasta las 82.000 llegadas, la mayoría de afganos y sirios debido principalmente a "la situación en Siria, la inestabilidad en Irán y las menores oportunidades económicas existente en el país para los afganos residentes en el país", ha precisado Leggeri. En cuanto a la ruta a través de los Balcanes occidentales, el número de llegadas también se disparó hasta las 14.000, duplicando las cifras de 2018.

Un 6% menos que en 2018

En general, el número de llegadas irregulares a la UE detectadas por Frontex cayó entre el 1 y el 31 de diciembre de 2019 un 6%, hasta las 139.000, el nivel más bajo registrado desde 2013 y un 92% menos que en 2015, cuando se registró un pico en las llegadas a la UE. Según el análisis de Frontex, el grueso de las personas que entran en territorio europeo de forma irregular siguen siendo nacionales afganos (entorno al 25%) aunque su número se ha triplicado (+167%) respecto al año pasado. 

Cuatro de cada cinco personas entraron en territorio europeo a través de la ruta del Mediterráneo oriental y el resto por los Balcanes occidentales, una puerta de entrada que utilizan principalmente afganos y sirios. Mientras tanto, por la ruta del Mediterráneo central entraron principalmente nacionales de Túnez y Sudán, y marroquíes y argelinos fueron las dos nacionalidades más comunes en la ruta que conecta Africa con España. Frontex también constata un aumento de llegadas de mujeres, aunque admiten que el dato puede deberse a que las estadísticas son más precisas que hace unos años y, al contrario que antes, ahora se registran diferentes categorías.

En cuanto a la repatriación de inmigrantes irregulares, se trata de un ámbito en el que el protagonismo de Frontex sigue creciendo, hasta el punto de que las operaciones de retorno coordinadas por la agencia se han disparado un 122% desde 2013, cuando coordinó el retorno de 3.500. En 2018 fueron 13.700 mientras que el año pasado la cifra creció hasta las 15.800 personas. Según ha explicado Leggeri, la agencia se ofrece a coordinar vuelos de retorno a 60 países terceros mientras que los países que más utilizan a Frontex, a través de vuelos chárter y vuelos comerciales, son Alemania, Italia, Francia y Bélgica.