25 may 2020

Ir a contenido

Conflicto Medio Oriente

Los EEUU exigen el fin de los ataques contra las bases militares en Irak

Mike Pompeo señaló que estas agresiones violan la soberanía del Gobierno iraquí además de que ponen en riesgo la vida de sus ciudadanos por lo que pidió buscar a los responsables de estos hechos

El Periódico

Base aérea de Ain al Asad, en el oeste de Irak.

Base aérea de Ain al Asad, en el oeste de Irak. / NASSER NASSER AP

El secretario de Estado de los EEUU, Mike Pompeo, exigió el fin de las "violaciones a la soberanía de Irak" tras el ataque con cohetes de este domingo contra la base militar de Al Balad, que hirió a cuatro iraquíes.

"Indignado por los informes de otro ataque con cohetes a una base aérea iraquí. Rezo por la rápida recuperación de los heridos y pido al Gobierno de Irak que haga rendir cuentas a los responsables de este ataque al pueblo iraquí", escribió Pompeo en Twitter. "Estas violaciones constantes a la soberanía de Irak por grupos que no son leales al Gobierno iraquí deben acabar", agregó.

Confirman el ataque

El Grupo de Comunicación de Seguridad de Irak, confirmó unas horas antes en un comunicado la caída de ocho proyectiles tipo Katyusha en la base de Al Balad, donde hay tropas estadounidenses, lo que causó heridas a cuatro efectivos iraquíes, entre ellos dos oficiales.

Una fuente de la Comandancia de Operaciones de la provincia de Saladino, que pidió el anonimato, indicó a Efe que los heridos han sido traslados a un hospital y precisó que las víctimas son de nacionalidad iraquí. Ubicada al norte de Bagdad, Al Balad es una de las bases aéreas más grandes del país árabe y cuenta entre su arsenal con cazabombarderos F16 que Bagdad adquirió a Estados Unidos, además de acoger a tropas estadounidenses.

Sin embargo, fuentes de seguridad expresaron a Efe la posibilidad de que al menos parte de las fuerzas extranjeras allí desplegadas habrían abandonado la base tras los recientes ataques cruzados entre Washington y Teherán en territorio iraquí.

Ataques constantes

Este es el tercer ataque con proyectiles contra esta base en los últimos días, después de que el pasado jueves cayera un cohete en sus inmediaciones sin causar víctimas y de que hace una semana su parte meridional fuese atacada, causando daños materiales en unos almacenes de armas del Ejército iraquí.

En los últimos días, se han producido además varios ataques nocturnos con cohetes contra la Zona Verde de Bagdad, en la que se ubican embajadas, entre ellas la de Estados Unidos, y edificios gubernamentales.

Todo ello se produce en medio de una grave escalada de tensión en Oriente Medio desencadenada tras el ataque de los EEUU en Bagdad que hace diez días mató al comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní (IRGC), general Qasem Soleimaní, y líderes de las milicias chiíes Multitud Popular.