18 feb 2020

Ir a contenido

EEUU mata por orden de Trump en Irak a Qasim Soleimani, poderoso comandante iraní

El ataque en el aeropuerto de Bagdad dispara aún más las tensiones entre Washington y Teherán

El general al frente de las fuerzas Al Quds era un icono en Irán, muy cercano al ayatolá Jamenei

Idoya Noain

Estados Unidos reivindica la muerte del general iraní Qasim Soleimani. / CONTACTO / EUROPA PRESS / VÍDEO: EUROPA PRESS

La tensión entre Estados Unidos e Irán, ya en escalada desde hace tiempo, amenaza con entrar en ebullición. El Pentágono y la Casa Blanca han confirmado que el presidente, Donald Trump, ordenó un ataque con drones en el aeropuerto de Bagdad acometido en la madrugada del viernes en Irak en el que ha matado al general Qasim Soleimani, poderoso comandante de la fuerza Al Quds de la Guardia Revolucionaria iraní que estaba al frente de sus operaciones en Siria e Irak y era un icono del régimen de Teherán.

Un bombardeo estadounidense en Bagdad mata al general Qasim Soleimani. / EFE / VÍDEO: RADIOTELEVISIÓN DE LA REPÚBLICA ISLÁMICA DE IRÁN / EFE

El Pentágono, en un comunicado, ha asegurado que su acción pretendía “impedir planes iranís de futuros ataques” y ha justificado que el general estaba “desarrollando planes para atacar a diplomáticos estadounidenses y a militares en Irak y en la región”, acusándole también de ser “responsable de la muerte de cientos de soldados estadounidenses y de la coalición y las heridas de miles más”.

También la Casa Blanca ha colgado un tuit definiendo el ataque de “acción defensiva” y recordando que las fuerzas Al Quds están designadas por EEUU como organización terrorista.

Trump, por su parte, ha colgado en la red social un mensaje sin palabras y solo con una bandera estadounidense.

El asesinato de Soleimani, ampliamente considerado como la segunda persona más poderosa de Irán por detrás del ayatolá Ali Jamenei pero por delante del presidente Hassan Rohani, y con potencial para tomar las riendas del país, llega tras días de tensiones elevadas tras el asesinato de un contratista estadounidense por parte de la milicia Kataib Hezboláh, ataques estadounidenses a posiciones de esa milicia en Irak y Siria en represalía y un posterior asalto de dos días de seguidores y miembros de las milicias a la embajada estadounidense en Bagdad. Washington había acusado a Soleimani de estar detrás del asedio a su delegación diplomática.

"El juego ha cambiado"

Ya el jueves el secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper, había asegurado que se esperaban nuevos ataques de las milicias proiranís y anunció que podrían tomar “acciones preventivas”. “El juego ha cambiado”, declaró.

Lo ha hecho, elevando los temores a un enfrentamiento abierto, con el ataque esta madrugada en el aeropuerto de Bagdad. En este, según informaciones de EEUU, Irak e Irán, se han lanzado desde el aire múltiples misiles que han impactado en dos coches que abandonaban el aeropuerto. Además de Soleimani habrían muerto otras cuatro personas, incluyendo Abu Mahdi al-Muhandis y Mohammed Ridha Jabri, respectivamente jefe y responsable de comunicaciones de las Fuerzas de Movilización Popular, una caolición paramilitar que sirve de paraguas para cuatro decenas de milicias.

El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Javad Zarif, ha acusado a EEUU en un tuit de haber cometido un "acto de terrorismo internacional" con el asesinato de Soleimani y ha asegurado que es "extremadamente peligroso y una escalada estúpida". "Sobre EEUU recae la responsabilidad de todas las consecuencias de su temeridad".