Ir a contenido
Qassem Solaimani. 

Soleimani, el magnífico

Cristina Manzano

El general se ha convertido en un icono del régimen iraní

Israel estaba preparado. Sabía que, tarde o temprano, Irán acabaría respondiendo a los diversos ataques israelís sobre objetivos iranís en Siria; sobre todo al de hace un mes sobre una base aérea que acabó con la vida de siete personas. Israel también había avisado. No toleraría la presencia militar iraní en suelo sirio.

Así que, cuando Teherán –según el Ejército hebreo- lanzó una serie de cohetes desde los Altos del Golán en la madrugada del jueves, no les pilló de sorpresa y la respuesta no se hizo esperar. Tel Aviv puso en marcha el mayor ataque realizado sobre Siria desde la guerra del 73. De confirmarse el resultado, Israel habría destruido buena parte de la infraestructura militar –vehículos, bases logísticas, instalaciones de inteligencia…- con la que el régimen de los ayatolás daba apoyo a su aliado Bachar Al Assad.

Escudo antimisiles

Hoy, desde luego, en la carrera por quién dispara más, y más lejos, ha ganado Israel. De hecho, cuesta entender la "chapuza" iraní: algunos de los cohetes lanzados fueron interceptados por el escudo antimisiles israelí; el resto, cayó directamente sobre suelo sirio.

Más aún cuesta entenderlo cuando Israel acusa a la casi mítica fuerza Al Quds, el contingente de la Guarda Revolucionaria iraní a cargo de las operaciones encubiertas, de estar detrás del ataque y apunta a su líder, el general Qasem Soleimani, de ser el responsable directo.

Objetivo claro

Hace tiempo que Israel le "tiene ganas" a Soleimani. Según una noticia diario israelí 'Haarez' de enero de este año, el Estados Unidos de Trump habría dado luz verde a Israel para asesinar al general. Supuestamente, hace tres años, estuvo a punto de hacerlo, pero los americanos acabaron avisando a los iranís, lo que causó mucho malestar entre los servicios de inteligencia de Washington y Tel Aviv.

Soleimani se ha convertido en un icono del régimen iraní. Considerado un gran estratega, buen diplomático, hombre de acción, líder militar… era una figura en la sombra hasta que su papel en la lucha contra Daesh lo sacó a la luz. El propio régimen lo ha utilizado como elemento propagandístico por encarnar el nacionalismo y los valores de la revolución.

El nuevo hombre fuerte 

Para algunos, el aura de Soleimani podría estar difuminándose por el elevado número de bajas iranís en el conflicto sirio; para otros, al contrario, podría ser el hombre fuerte que encabezara un gobierno militar en una nueva etapa de relaciones duras.

Teniendo en cuenta que el episodio tiene lugar justo después del anuncio del abandono del acuerdo nuclear con Irán por parte de Estados Unidos, todo hace temer una peligrosa escalada en la región. Dentro del régimen iraní, es probable que los halcones encuentren ahora más motivos para apartarse del espíritu reformista y moderado que encarna Rohaní.

Nada es lo que aparenta

O tal vez sea solo una nueva toma de posiciones. En el tablero de juego de Oriente Próximo, nada es como aparenta. Tanto Irán como Israel han basado en el enfrentamiento y la amenaza del otro buena parte de su retórica nacionalista en las últimas décadas. Tal como están las cosas, siguen necesitándose para alimentarla, aunque suponga un riesgo considerable para el resto del mundo.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.