30 oct 2020

Ir a contenido

VIOLENCIA de los narcos

Asesinadas tres mujeres y seis niños estadounidenses en México

El ataque se produjo cuando las víctimas, todas mormonas, viajaban por carretera en el norte del país y se sospecha que fueron víctimas de narcotraficantes

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, rechaza la ayuda miltar que le ha ofrecido el mandatario de EEUU, Donald Trump, para luchar contra las mafias

El Periódico

Una familia murió calcinada en un enfrentamiento en Chihuahua.

Una familia murió calcinada en un enfrentamiento en Chihuahua. / EFE

El Gobierno mexicano ha rechazado este martes la oferta del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de ayuda militar para combatir el narcotráfico después de que tres mujeres y seis niños estadounidenses de una comunidad mormona afincada en el norte de México fueron asesinados el pasado lunes en una emboscada, probablemente víctimas de pandillas criminales.

Hoy en Twitter, Trump se ha referido a la matanza y ha escrito: "Este es el momento para que México, con la ayuda de Estados Unidos, libere la GUERRA a los cárteles de la droga y los borre de la faz de la tierra. ¡Simplemente esperamos una llamada de su gran nuevo presidente!". Trump ha afirmado que si el Gobierno de México solicita ayuda "para limpiar estos monstruos", Estados Unidos está "listo, dispuesto y capaz de involucrarse y hacer el trabajo de manera rápida y efectiva".

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no ha tardado en respoder a su homólogo estadounidense. "Es un asunto que nos toca a nosotros atender. Al Gobierno de México, de manera independiente y haciendo valer su soberanía", ha  dicho el mandatario mexicano en la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional.

Uno de los familiares de las víctimas, Julian Lebaron, activista además contra el crimen a Radio Formula, ha relatado que los cuerpos con balas de su primo y cuatro niños fueron encontrados por primera vez en su camión incendiado en una región cercana a la frontera con Estados Unidos. "Mi prima Rhonita iba a buscar a su esposo al aeropuerto de Phoenix en Estados Unidos cuando los emboscaron, abrieron fuego contra la camioneta y la quemaron con sus cuatro hijos", ha afirmado Lebaron.

Los asaltantes secuestraron a otras dos mujeres y otros dos niños, que iban en otros dos vehículos, y cuyos cadáveres fueron localizados horas después. Entre cinco y seis niños más, uno de los cuales recibió un disparo y resultó herido, lograron escapar. Además, se ha denunciado la desaparición de una niña que huyó al bosque para esconderse, ha dicho LeBaron.

Zona de narcotraficantes 

Cuando se le ha preguntado sobre los autores y las motivaciones para este sangriento ataqueLebaron ha señalado que el área de emboscada era una "zona de guerra" donde hay narcotraficantes y bandidos de todo tipo. Las víctimas "pueden haber sido atrapadas en el fuego cruzado, o fueron atacadas por error. No lo sabemos", ha dicho Lebaron. 

También ha señalado que la comunidad mormona en esta región había sido blanco de amenazas recientemente. El hermano de Julian Lebaron, Benjamin Lebaron, quien había fundado un grupo de lucha contra el crimen llamado SOS Chihuahua, fue asesinado en 2009.

Número de víctimas "confuso"

El fiscal de Chihuahua, César Augusto Peniche, ha dicho que el número de víctimas seguía "confuso", debido a la dificultad de acceso a la zona, montañosa y boscosa. El ataque tuvo lugar en Rancho de la Mora, en la frontera entre los estados de Chihuahua y Sonora, cerca de la frontera con Estados Unidos.

La comunidad afectada está compuesta por descendientes de mormones que huyeron de Estados Unidos en el siglo XIX para escapar de la represión de la poligamia, practicada dentro de su religión. Muchos mormones en México disfrutan de la doble ciudadanía mexicana y estadounidense.