Ir a contenido

CONFLICTO REGIONAL

EEUU afirma que el ataque a las refinerías saudís se hizo desde el suroeste de Irán

El régimen de Teherán vuelve a negar su implicación en el incidente contra las refinerías saudís

Reuters

Imágenes de EEUU que muestran los daños en Arabia Saudí.

Imágenes de EEUU que muestran los daños en Arabia Saudí. / AP

Estados Unidos ya había acusado a Irán de estar detrás del ataque a las refinerías de Arabia Saudí, pero este miércoles fuentes oficiales citadas por Reuters han concretado más. Aseguran que los ataques se lanzaron desde el suroeste de Irán, una afirmación que aumenta aún más las tensiones con el régimen de Teherán. El ministro de Defensa iraní se ha apresurado a volver a negar la implicación de su país en el ataque a las instalaciones de Aramco.

Según tres miembros de la Administración de Donald Trump, que han hablado con Reuters bajo condición de anonimato, en los ataques se utilizaron misiles y drones, hecho que supone un nivel mayor de complejidad y sofisticación de lo que se había creído inicialmente. Estas fuentes no han aportado pruebas o explicado cómo la inteligencia estadounidense ha obtenido esta información. La televisión saudí ha informado que este miércoles el ministro de Defensa mostrará pruebas de la implicación de Irán en el ataque a Aramco.

Irán sigue negando su implicación en el incidente, aunque sus aliados en la guerra de Yemen, el movimiento Hutí, asumieron la autoría.  Arabia Saudí e Irán han sido enemigos durante décadas y están participando en una serie de conflictos, incluyendo Yemen, donde las fuerzas saudís han combatido contra los hutís durante cuatro años.

Recuperación del petróleo

Arabia Saudí ha intentado en las últimas horas calmar a los mercados después de que el ataque a sus instalaciones redujo el pasado fin de semana su producción a la mitad. El lunes diversas fuentes habían apuntado que la producción podría tardar meses en recuperarse. Ahora, Riad ha asegurado que el suministro se ha recuperado y que a finales de septiembre se alcanzará una producción de 11 millones de barriles por día (bpd) y de 12 millones de bpd al final de noviembre. .

El ataque detuvo la mitad de la producción de petróleo de Arabia Saudí, o el 5% de la mundial, lo que provocó un alza en los precios cuando se reanudaron las operaciones el lunes. El rápido retorno a la normalidad hizo que los precios bajaran bruscamente el martes.