Ir a contenido

Salvini ordena censar los campamentos de gitanos para hacer un plan de desalojos

EL PERIÓDICO

Campamento de gitanos en Roma.

Campamento de gitanos en Roma. / IRENE SAVIO

El ministro del Interior, Matteo Salvini, pidió este martes a los delegados de Gobierno del país un informe sobre los campamentos de gitanos para localizar a los ilegales y "preparar un plan de desalojo". En una carta el ministro pide que el censo se elabore en dos semanas y subraya la necesidad de centrarse en las "situaciones de ilegalidad y degradación que frecuentemente se registran en los asentamientos" y "que a menudo constituyen un peligro para el orden público y la seguridad".

El censo, escribe Salvini a los delegados de Gobierno, tendrá que informar sobre el tipo de asentamientos, la densidad de población, las condiciones en los campamentos (presencia de agua, redes eléctricas y de alcantarillado) y el número de menores. Salvini agrega que para "superar las situaciones de degradación y restaurar las condiciones de legalidad" se realizará un plan de "evacuación progresiva de las áreas ilegalmente ocupadas".

En recientes declaraciones Salvini señaló que "era hora de que los gitanos empezaran a pagar los servicios".

Una polémica anterior

Salvini provocó una polémica el año pasado cuando propuso realizar un censo de las personas de etnia gitana para expulsar a los no nacidos en el país y lamentar que habría que "quedarse" a los que sean italianos.

Según las cifras que facilitó por Salvini, en Italia viven 40.000 gitanos en asentamientos.

En Italia la ley no permite un registro de carácter étnico y finalmente la propuesta no se realizó.