Ir a contenido

MARATÓN TELEFONICA

Putin dice que no hay pruebas que impliquen a Rusia en el derribo del avión malasio

El presidente ruso responde en directo durante varias horas a las preguntas de los oyentes en el programa anual 'Linea Directa'

El líder del Kremlin se concentra en los problemas sociales y promete a los ciudadanos que su nivel de vida mejorará en los próximos meses

Marc Marginedas

Putin durante su participación en la maratón telefónica anual.

Putin durante su participación en la maratón telefónica anual. / AP / ALEXANDER ZEMILIANICHENKO

Cinco años de detalladas investigaciones, que han determinado, entre otras cosas, la pertenencia al Ejército ruso de la batería antiaérea que abatió al avión de Malaysia Airlines en el 2014 en Ucrania, no bastan para convencer a Vladímir Putin. Respondiendo a las preguntas de la prensa tras su tradicional maratón televisiva anual, en la que atendió las cuestiones planteadas por decenas de ciudadanos, el líder del Kremlin ha rechazado este jueves las conclusiones de la investigación internacional difundidas la víspera, y ha negado las acusaciones formuladas contra varios ciudadanos rusos.

Un día antes, el denominado Equipo de Investigación Conjunto había anunciado en Holanda la identificación de varios sospechosos, entre los cuales se hallaban tres individuos con pasaporte ruso, algunos incluso con vínculos al GRU, la inteligencia militar del Kremlin. Moscú, que no ha querido cooperar en el desarrollo de la investigación, no extraditará a sus ciudadanos, algo que prohíbe la Constitución rusa de forma expresa. 

Caída en la popularidad

El programa 'Linea Directa con Vladímir Putin' de este año ha seguido parámetros similares a los de otras ocasiones, aunque a diferencia de lo sucedido hace 12 meses, se produce en un contexto de caída de los índices de popularidad del mandatario. Los oyentes realizaron más de un millón y medio de preguntas, planteadas a traves de internet, el teléfono, grabaciones de vídeo, o incluso en directo mediante reporteros desplazados. La mayoría de ellas estaban vinculadas al continuo deterioro de la calidad de vida en los últimos años, a lo que el jefe del Estado respondió reivindicando su gestión, y comparándola con lo ocurrido tras la disolución de la URSS: "No tenemos nada como lo que sucedió en los 90, cuando el pago de los salarios podía retrasarse medio año".

El mandatario ha prometido que en cuestión de meses, los ciudadanos comenzarán a sentir una mejora en el poder adquisitivo de sus salarios. "Los ingresos (reales) han empezado a recuperarse", ha enfatizado, y todo ello "debería sentirse este año o el que viene".

Respecto al caso de Iván Golunov, el reportero encarcelado victima de un montaje policial, Putin se ha declarado contrario a modificar la dura legislación rusa sobre tenencia y tráfico de drogas. Admitió, eso sí, que existen muchos acusados por narcotráfico en las cárceles rusas, y llamo a controlar las "actividades" de los órganos policiales.