Ir a contenido

ATAQUE EN HOLANDA

La fiscalía holandesa mantiene abierta la pista terrorista en el atentado de Utrecht

La investigación aún no ha encontrado ninguna conexión entre el presunto autor del ataque y las víctimas mientras se estudia si se trata de un crimen machista

Las autoridades apuntan a una nota dejada en el coche robado en la que el atacante habría asegurado actuar en nombre de Alá como indicio de un atentado

Carles Planas Bou

Servicios de emergencia en el lugar donde se ha producido el tiroteo, en Utrecht.

Servicios de emergencia en el lugar donde se ha producido el tiroteo, en Utrecht. / ROBIN VAN LONKHUIJSEN (AFP)

Un día después del trágico tiroteo que puso en alerta a todo los Países Bajos se empiezan a desgranar detalles de lo sucedido. No obstante, la investigación aún no ha podido establecer relación alguna entre el principal sospechoso del ataque y las tres víctimas mortales. La Fiscalía de Utrecht mantiene, de momento, abierta la hipótesis de que se trate de un atentado terrorista.

Por ahora, las informaciones no están claras. Por un lado, la policía investiga la posibilidad de que Gökmen Tanis, holandés de origen turco, actuase por motivación política. “La naturaleza de los hechos y una nota encontrada en el coche robado” en la que aseguraría haber actuado en nombre de Alá podrían apuntar en esa dirección, según ha señalado esta mañana la Fiscalía en un comunicado.

Ayer varios medios neerlandeses señalaron que además del historial delictivo de Tanis su entorno familiar era conocido por los servicios de inteligencia por sus supuestas ideas radicales. Después de hasta siete horas de persecución el lunes por la noche la policía consiguió detener al sospechoso. Una arma de fuego fue hallada en su apartamento de Oudenoord durante un registro posterior.

El arrestado será presentado ante el juez de instrucción del caso este viernes como muy tarde, una audiencia que será a puerta cerrada. La Fiscalía ya ha asegurado que pedirá al juzgado ampliar su detención un máximo de 90 días, algo que se concederá si hay sospechas o pruebas que acrediten su incriminación en la tragedia.

¿CRIMEN MACHISTA?

Por el otro, fuentes familiares han señalado desde Turquía que podría tratarse de un crimen por “asuntos familiares”. "La posibilidad de que fuera un ataque terrorista es pequeña”, ha explicado Mahmut Tanis, tío del principal sospechoso, en declaraciones a la agencia oficial turca Anadolu. El padre del detenido, Mehmet Tanis, ha asegurado que hace once años que no habla con su hijo y ha remarcado que si él fue el responsable del ataque “debería pagar por ello”.

En ese sentido, también se estudia que la tragedia de ayer se deba a un caso de venganza machista. Según señalan varios testigos del ataque, el sospechosos sacó una pistola y abrió fuego contra una mujer que iba en el tranvía, después disparó a quienes intentaron ayudarla.

Tanis tiene una larga lista de delitos entre los cuales figura una denuncia por presuntamente haber violado a su expareja el 2017.Hace dos semanas el sospechoso había sido citado en el juicio por abuso sexual. Se le permitió seguir en libertad bajo la condición de someterse a un examen psicológico. No obstante, la investigación aún no ha revelado ninguna relación entre el atacante y las víctimas. “Los motivos del ataque aún no están claros”, ha remarcado este mediodía el primer ministro neerlandés, Mark Rutte.

TRES SOSPECHOSOS DETENIDOS

El ataque dejó tres víctimas mortales. La policía ha confirmado que una de ellas era una chica de 19 años de la localidad de Vianen mientras que las otras dos fueron dos hombres de Utrecht de 28 y 49 años. De los cinco heridos que ayer se reportó tres se encuentran ingresados en el hospital en estado de gravedad, dos chicas de 20 y 21 años y un hombre de 74.

Durante la mañana se han sucedido informaciones contradictorias. Primero el alcalde de Utrecht, Jan van Zanen, ha asegurado que tan solo había un sospechoso detenido, algo que poco después ha corregido la policía, ampliando a tres las personas bajo custodia. A parte de Tanis los otros dos sujetos serían dos hermanos de 23 y 27 años. Se investiga si podrían haber participado de alguna manera en el tiroteo que ayer sacudió Utrecht.

Este martes los ciudadanos de Utrecht se han acercado al lugar de los hechos para depositar flores en honor a las víctimas. Van Zanen, que también ha visitado a los heridos en el hospital, ha lamentado lo que ha descrito como “un día negro”. Impactada por el suceso, la ciudad trata de volver a la normalidad.

 

 

LA ULTRADERECHA TRATA DE EXPLOTAR EL TIROTEO

El tiroteo mortal en Utrecht ha coincidido con la recta final de la campaña para unas elecciones provinciales que los Países Bajos celebran este miércoles. Tras darse a conocer la tragedia todos los partidos del arco parlamentario acordaron cancelar sus actos políticos para respetar el dolor de las víctimas. Sin embargo, el ataque y la sospecha terrorista son un elemento electoralista muy jugosos que la ultraderecha neerlandesa no ha querido desaprovechar.

A pesar de acceder a rebajar el tono, Geert Wilders no ha necesitado ni un día para explotar el tiroteo y señalar al gobierno y a los inmigrantes como culpables de un caso que aún está por resolver. “Qué enriquecimiento, esa sociedad multicultural”, ha tuiteado. El líder del islamófobo Partido por la Libertad (PVV) ha solicitado un debate parlamentario antes de los comicios, una exigencia que las otras formaciones han calificado de “oportunista” y “nauseabunda”.

Temas: Holanda