Ir a contenido

REPRESIÓN EN CHINA

Condenado un ciberdisidente chino por una web de denuncia de violaciones de derechos humanos

Liu Feiyue deberá cumplir cinco años de cárcel por sacar a la luz corruptelas y abusos policiales

Adrián Foncillas

El ciberdisidente chino Liu Felyue. 

El ciberdisidente chino Liu Felyue.  / EFE

Segunda condena a un activista chino de la semana. Liu Feiyue ha sido sentenciado esta mañana a cinco años de cárcel por abrir una web de denuncia que recogía todas las tropelías que la prensa oficial calla: corrupción de funcionarios, abusos policiales, confiscaciones ilegales de tierras, protestas sociales… Un tribunal de Suizhou (provincia central de Hubei) le ha condenado por el gaseoso delito de “incitación a la subversión del Estado” que se aplica a cualquier elemento molesto.

Liu ha gritado “Esto es una persecución política!” tras escuchar el fallo y antes de que los agentes le arrastraran hacia la salida de la sala, según un familiar presente. Sus allegados pensaban que el cumplimiento de todos los requerimientos del tribunal facilitaría una pena menor de los recibidos. “Sinceramente no puedo entenderlo, todo lo que hizo Liu fue abrir una web para que los internautas escribieran sobre cuestiones sociales e injusticias”, se ha lamentado su madre, Ding Qihua, a la agencia Reuters.

En la web de Liu se juntaban las víctimas de los abusos del poder, conocidos como peticionarios, y cuyas denuncias suelen perderse en el ovillo de la burocracia china. Liu había denunciado que muchos de ellos son enviados por los gobiernos locales a instituciones psiquiátricas para sacárselos de encima.

Liu fue detenido en 2016 y hubo de esperar seis meses para hablar con su abogado. El proceso resume las trabas de los disidentes para defenderse en la justicia china. La policía acosó a sus abogados y a su familia para asegurar su confesión. “Esta sentencia demuestra una vez más cómo el Gobierno chino utiliza el sistema judicial para silenciar a los disidentes”, ha señalado Patrick Poon, investigador de Amnistía Internacional , a la agencia France Press.

También será juzgado próximamente Huang Qi por desvelar secretos de Estado. Huang gestionaba la web “64 Tianwang” con contenido sobre derechos humanos y espera sentencia en un centro de detención de Sichuan desde su arresto en 2016.

Ayer fue condenado a cuatro años de cárcel al prominente abogado de derechos humanos Wang Quanzhang por “dañar la seguridad estatal y la estabilidad social”. Wang forma parte del grupo de más de 200 abogados y activistas que fueron detenidos en 2005 durante la masiva “campaña 709” en referencia al 9 de julio que marcó su inicio. Wang fue condenado por aceptar fondos de organizaciones extranjeras, formar a abogados en su especialidad, filtrar informes de investigación al exterior y defender  organizaciones de culto prohibidas.

La subida al poder de Xi Jinping ha multiplicado la presión sobre la sociedad civil y la persecución sobre los heroicos grupúsculos de defensores de los derechos humanos.