Ir a contenido

Crisis política

Guaidó no descarta una amnistía para Maduro y dice que "está en la mesa"

El opositor que se proclamó como presidente interino de Venezuela, aseguró que ofrece garantías para todos los sectores de su país

El Periódico

Juan Guaidó y Nicolás Maduro se disputan el poder en Venezuela AFP

Juan Guaidó y Nicolás Maduro se disputan el poder en Venezuela AFP / AFP

Juan Guaidó, quien se proclamó presidente interino de Venezuela en sustitución de Nicolás Maduro, señaló en entrevista con Univision que no descarta una amnistía para el líder chavista, y que abraza a "todos" los sectores, incluidos los militares, para superar la crisis.

"En los periodos de transición han pasado cosas similares. Sucedió en Chile, sucedió en Venezuela en el 58. No podemos descartar ningún elemento, pero hay que ser muy firme hacia el futuro", manifestó sobre una posible amnistía a Maduro.

"Dado el momento se evaluará. Está en la mesa esa amnistía, esas garantías para todos los que estén dispuestos a ponerse del lado de la Constitución a recuperar el orden constitucional", manifestó en un extracto divulgado por Univision de la entrevista concedida a la periodista Patricia Janiot.

Descarta un golpe de estado

Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, elevó la tensión política en Venezuela al anunciar su decisión de tomar el control del Ejecutivo como presidente encargado ante miles de opositores en Caracas, que se manifestaron para exigir el fin de la grave crisis que atraviesa el país y la usurpación que, consideran, hace Maduro de la Presidencia.

El diputado descartó que se tratara de un golpe de Estado. "Lo que hicimos nosotros el día de ayer es abrazar la Constitución, asumir las competencias que nos da precisamente para el cese de la usurpación que vive Venezuela para abrazar a todos los sectores, incluidos los militares y tener una elección libre para poder definitivamente avanzar muy rápido para superar esta crisis", indicó Guaidó.

El Gobierno del presidente Donald Trump fue el primero en reconocer a Guaidó como gobernante legítimo de Venezuela, línea que siguieron más de una decena de países del continente americano.