Ir a contenido

Temen por su vida

Amnistía Internacional alerta que el escritor detenido en China podría ser torturado

No es la primera vez que el bloguero desaparece en China, ya que en 2011 estuvo ilocalizable durante varios días

La detención de Yang Hengjun, también conocido como Henry Yang, coincide con la visita del ministro australiano de Defensa, Christopher Pyne, a China.

La detención de Yang Hengjun, también conocido como Henry Yang, coincide con la visita del ministro australiano de Defensa, Christopher Pyne, a China. / Reuters

Amnistía internacional (AI) alertó el jueves de que el escritor chino-australiano Yang Hengjun, detenido en China, corre un "grave riesgo" de sufrir tortura, y pidió a las autoridades que sean "transparentes" sobre el lugar de su detención y le garanticen el acceso a un abogado.

El escritor permanece detenido en el país asiático desde hace varios días por ser "sospechoso de estar involucrado en actividades criminales que ponen en peligro la seguridad nacional", informó ayer el Ministerio de Asuntos Exteriores de China.

"Yang Hengjun corre un grave riesgo de sufrir tortura y otros malos tratos", afirmó el investigador regional de AI, Joshua Rosenzweig, en un comunicado en el que advirtió de que si el escritor se encuentra realmente bajo arresto domiciliario "entonces existe un motivo para preocuparse seriamente por su bienestar"

Según la organización, estas condiciones son "inaceptables", por lo que instó a las autoridades chinas a que sean "transparentes, revelen dónde se encuentra retenido y le concedan acceso inmediato tanto a un abogado de su elección como a los funcionarios consulares australianos".

La prensa australiana publicó el miércoles que algunos amigos de Yang temían que este escritor, académico y exfuncionario del Ministerio de Exteriores de China, hubiera sido detenido por las autoridades del país asiático debido a sus críticas contra el Partido Comunista.

No es la primera vez que el bloguero desaparece en China, ya que en 2011 estuvo ilocalizable durante varios días, un incidente que después él calificó de "malentendido".

La detención de Yang Hengjun, también conocido como Henry Yang, coincide con la visita del ministro australiano de Defensa, Christopher Pyne, a China, país con el que Australia mantiene unas tensas relaciones.

Los lazos entre Pekín y Canberra no atraviesan sus mejores momentos, en parte porque Australia es uno de los países que, en los últimos meses, ha mostrado sus reservas respecto a la expansión de la empresa tecnológica china Huawei y a su participación en el desarrollo de redes de tecnología 5G en el mundo.

Temas: Tortura China