Ir a contenido

NUEVO CASO DE CORRUPCIÓN

Un diputado alemán estafa al Parlamento Europeo hasta 18.000 euros

El conservador Elmar Brok, el más veterano de la Cámara, cobraba por cada visita que recibía mientras que a la vez reclamaba subvenciones públicas por ellas

Carles Planas Bou

Elmar Brok, diputado del Parlamento Europeo y miembro de la CDU alemana, el partido de Angela Merkel.

Elmar Brok, diputado del Parlamento Europeo y miembro de la CDU alemana, el partido de Angela Merkel. / ARCHIVO / ACN

Escándalo en el corazón de la Unión Europea (UE). Justo un día antes de que la cancillera alemana, Angela Merkel, presentase junto al presidente francés, Emmanuel Macron, un acuerdo de cooperación para impulsar el club comunitario se ha destapado que su diputado más influyente en el Parlamento Europeo estafó hasta 18.000 euros del erario público.

Según los documentos obtenidos por ‘Politico', Elmar Brok cobraba a los electores que querían reunirse para hablar con él un total de 150 euros por visita, un coste que más tarde reclamaba al propio Parlamento Europeo, de acuerdo con las subvenciones que da. Con este sistema, el veterano político democristiano se embolsó 18.000 euros por las reuniones que mantuvo con cuatro grupos entre el 2016 y 2017. 

Miembro de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Merkel, a sus 72 años de edad, Brok es el diputado más longevo de la cámara comunitaria y es considerado de los más bien conectados. Recientemente, fue elegido como miembro de la directiva del partido conservador alemán así como del Partido Popular Europeo, el paraguas de la derecha continental que incluye desde el partido de Pablo Casado al de Viktor Orbán.

Sistema de estafa

Las normas del Parlamento Europeo establecen que cada eurodiputado cuenta con un subsidio para “cubrir parcialmente los costes del viaje y la manutención” de un número limitado de visitantes. Brok explicó a ‘Politico’ que cobraba a sus visitantes una “contribución” de 150 euros porque el importe proporcionado con dinero público “no es suficiente para atender adecuadamente a los grupos”.

Sin embargo, la investigación del mismo medio revela que en los casos mencionados del 2016 y 2017 el dinero obtenido por la oficina de Brok mediante subvenciones y aportaciones de sus visitantes fueron “significativamente mayores que el costo de los viajes”. Un antiguo miembro del equipo del eurodiputado así como uno de los participantes en ese viaje aseguran que nunca se les reembolsó dinero. Generalmente, los invitados por Brok a Bruselas o Estrasburgo eran miembros de la misma CDU.

Beneficios con destino desconocido

De esta manera, el veterano político alemán se servía de estas visitas para obtener unos abultados beneficios cuyo destino se desconoce. Según las fuentes citadas por ‘Politico’, Brok los dedicó a pagar material de oficina, regalos y otras cosas. Todo ello, estafando presuntamente al propio Parlamento Europeo y a sus compañeros de partido.

Aunque el lunes aseguró que no se presentaría a la reelección como diputado, ese paso atrás no tiene que ver con el escándalo, sino con la decisión del grupo democristiano de su circunscripción, en Renania del Norte-Westfalia, de no incluirlo en las listas para las elecciones europeas de mayo.