Ir a contenido

CRISIS HUMANITARIA

Bruselas da la bienvenida a la "solidaridad" española

El comisario de inmigración, Dimitris Avramopoulos, valora positivamente la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez

La Comisión Europea había reclamado este lunes una resolución "rápida" del caso 'Aquarius' por "imperativo humanitario"

Silvia Martinez

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. / REUTERS / YVES HERMAN

El comisario de inmigración, Dimitris Avramopoulos, ha recibido con satisfacción el anuncio de España de ofrecer y puerto seguro y permitir el desembarco de los inmigrantes rescatados por el ‘Acuarius’. “Esta es la verdadera solidaridad puesta en práctica, tanto hacia personas desesperadas y vulnerables y hacia los Estados miembros”, ha destacado a través de un mensaje en su cuenta de tuiter nada más conocer la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez.

La Comisión Europea ha seguido muy de cerca este nuevo drama humanitario durante todo el fin de semana aunque lunes optada por lavarse las manos, tomar distancia y pasar la pelota a las autoridades maltesas e italianas. “La prioridad de ambos, tanto de las autoridades maltesas como italianas, debería ser asegurarse de que estas personas reciben el cuidado que necesitan. Pedimos a todos los implicados que contribuyan a una resolución rápida, de forma que las personas puedan desembarcar con seguridad lo antes posible”, ha reclamado Margaritis Schinas, portavoz del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker

“Para la Comisión hay un imperativo humanitario. Estamos hablamos de gente. Más de 600 personas, incluidos menores no acompañados”, ha alertado sobre las personas rescatadas frente a las costas de Libia. Aún así, en el Ejecutivo comunitario había eludido tomar partido ni por Malta ni por Italia. "No hay respuestas simples a preguntas complejas como esta", se ha escudado la portavoz de inmigración, Natasha Bertaud. 

El Ejecutivo comunitario ha recordado que no tiene competencias ni en la gestión de las zonas de salvamento ni en la coordinación de las operaciones de salvamento y que, según la legislación internacional y el derecho del mar, le corresponde al Estado miembro que coordina el rescate y salvamento -en este caso italia- decidir el lugar de desembarco en función de una serie de criterios entre los que figuran minimizar el tiempo que los rescatados pasan a bordo, las circunstancias particulares de cada caso, si existe emergencisa médica o las condiciones del mar.

Decisión del centro de coordinación

Pero en la legislación “no se especifica que país debe ser (el de desembarco). Se dan criterios para que la decisión sea adoptada lo más rápido posible y sin retrasos”, ha precisado Bertaud recalcando que la legislación sí obliga a los países a cooperar. ¿El centro de coordinación marítima de Roma ha ordenado desembarcar en Malta o no?, han interrogado a la Comisión. “Eso hay que preguntárselo a los italianos”, se han limitado a señalar. Según un tweet de la oenegé francesa SOS Méditerráno, que opera la embarcación en cuestión, el centro de coordinación italiano habría ordenado al barco mantenerse en su posición actual, a 35 millas de la costa italiana y a 27 de la de Malta.

“Es inaceptable dejar a gente a la deriva en el mar. Italia y Malta deben resolver inmediatamente y la Comisión Europea debe intervenir”, ha urgido la directora asociada para Europa de la organización Human Right Watch, Judith Sunderland. No ha sido la única. También la Agencia Europea para los Refugiados (ACNUR) ha reclamado a los gobiernos afectados que permitan el desembarco inmediato por “imperativo humanitario”. 

0 Comentarios
cargando