Ir a contenido

Tiroteo en Caracas

Muere durante un enfrentamiento el policía antichavista que secuestró un helicóptero

Un total de nueve fallecidos en la operación de las fuerzas de seguridad que rodeaban a Oscar Pérez

La oposición condena el desenlace y asegura que Pérez estaba negociando su entrega

Abel Gilbert

Imagen de Instagram de Óscar Pérez.

Imagen de Instagram de Óscar Pérez. / periodico

Las autoridades venezolanas han dado por desarticulado el grupo armado que lidera Óscar Pérez, el ex policía y piloto rebelde venezolano que secuestró un helicóptero desde el que ametralló el Ministerio del Interior el pasado mes de junio. El operativo realizado en el barrio popular de El Junquito, al noroeste de Caracas, terminó con nueve muertos, entre ellos Pérez, de acuerdo con el parte  de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) dado a conocer de madrugada y cuando era un secreto a voces que el oficial que había tomado las armas con el declarado propósito de derrocar al presidente Nicolás Maduro, estaba entre las víctimas fatales.

Según la FAES, Pérez falleció como consecuencia de las granadas que arrojó la fuerza especial, al igual que seis personas que se encontraban en la vivienda donde se habían parapetado y se encontraba una mujer.  Maduro felicitó a las fuerzas que entraron en acción: "Los grupos de comando tuvieron que actuar. Cayó abatida una parte del grupo terrorista, hay más de cinco capturados que están dando su testimonio y contándolo todo".

La oenegé Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) ha criticado con dureza el operativo y en su cuenta de Twitter ha escrito:  "Posible ejecución extrajudicial durante detención del piloto Óscar Pérez".El diputado opositor Simón Calzadilla calificó lo ocurrido de “absolutamente condenable y criminal” porque el grupo de Pérez, dijo, “estaba negociando su entrega y les dispararon con cohetes. Es una violación a los derechos humanos y tratados internacionales”.

“El hombre más buscado por el Gobierno”, tal y como lo había calificado el diario 'El Nacional', había pasado a la clandestinidad tras llevar a cabo la espectacular acción contra el edificio público y desde entonces se dedicó a hacer permanentes llamadas por las redes sociales a terminar con el chavismo. En su última intervención antes de ser cercado, Pérez expresó su rechazo a la posibilidad de una salida negociada a la crisis política entre el Gobierno y la oposición. 

El ex policía se preparaba para una nueva y resonante incursión cuando fue sorprendido por las fuerzas de seguridad. Al verse rodeado, empezó a transmitir lo que sucedía  a través de su cuenta de Instagram. "Estamos negociando, no queremos hacer frente a funcionarios, somos patriotas, somos nacionalistas”, ha dicho en un vídeo. "Para los que tuvieron dudas, aquí estamos peleando, nos han disparado, estamos agazapados, pero ya estamos negociando con los funcionarios, los fiscales", ha continuado Pérez. Diosdado Cabello, uno de los hombres fuertes del chavismo, ha criticado la cobertura del operativo por los medios de comunicación del piloto rebelde: "De modo desesperado defienden al terrorista". 

Según el primer comunicado del Gobierno, los "terroristas" que seguían a Pérez estaban "fuertemente pertrechados con armamento de alto calibre" y  "abrieron fuego contra los funcionarios encargados de su captura". Al intentar hacer detonar un vehículo cargado de explosivos, se produjeron los decesos de los efectivos que los perseguían. "Nuestros efectivos fueron alevosamente atacados por los violentos cuando se estaba negociando las condiciones para su entrega y resguardo. Los integrantes de esta célula terrorista que hicieron resistencia armada fueron abatidos y cinco criminales fueron capturados y detenidos". No se precisó el número de esas bajas.  El Programa Venezolano de Educación -Acción en Derechos Humanos (Provea)- dijo que el Gobierno "es responsable de la vida e integridad" de Pérez quien "ha manifestado intención de entregarse a autoridades".

El incidente armado se ha producido el mismo día en que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) confirmaba que se había avanzado en el diálgo con el Gobierno que Pérez rechazaba. "Hay puntos en los que ya hay acuerdos. Otros en que las diferencias son sustanciales", dijo la coalición opositora. "A quienes dicen que el hambre no espera por la negociación, les decimos que tienen razón. El hambre solo obedece a la liquidación de la economía por un modelo destructivo. Es responsabilidad del Gobierno atender la crisis económica y la emergencia social. Que lo hagan o que cedan la responsabilidad a quienes sí quieren resolver esto", añadió. La MUD dijo que se está trabajando para lograr una solución.  "Pero no firmaremos cualquier acuerdo, sino uno que en lugar de determinar vencidos y vencedores, construya la base para sacar al país de la tragedia que le condujo el modelo de gestión del Gobierno nacional". La próxima reunión entre las partes tendrá lugar el jueves en República Dominicana. 

0 Comentarios
cargando