FUTURO INCIERTO

Gibraltar saca pecho con el 'brexit'

El Gobierno del Peñón afirma que la economía está respondiendo de forma positiva al desafío

Picardo pide a España en buscar "soluciones creativas" en vez de inistir en la cosoberanía

La ’Union Jack’ ondea en el Peñón junto a las banderas gibraltareña y de la UE.

La ’Union Jack’ ondea en el Peñón junto a las banderas gibraltareña y de la UE. / REUTERS / JON NAZCA

Se lee en minutos

Julia Camacho / Sevilla

Gibraltar le salen las cuentas a pesar del 'brexit'. Un año después del referéndum sobre la salida del Reino Unido de la UE, el ministro principal de la Roca, Fabián Picardo, saca pecho y asegura que la economía del peñón está respondiendo de forma positiva. Es más, plantea que cuando se consume esa marcha, los indicadores serán mejores porque Gibraltar tendrá una posición privilegiada para negociar con el mercado británico.

De ahí que Picardo diga no entender por qué España se ha enrocado en debatir sobre la cosoberanía –un asunto sin discusión en la colonia—en vez de buscar "soluciones creativas" para amplificar el impacto económico en los pueblos que bordean la frontera.

Al tener el 92% de su negocio en Reino Unido, y el resto en otros países como Irlanda, Chipre o Malta –con una lengua y un sistema legal similar-- Gibraltar sobrevivirá convirtiéndose en interlocutor privilegiado con el Reino Unido y la City londinense, sostiene el primer ministro. Tal y como adelantó Picardo en el Parlamento gibraltareño al presentar el proyecto de presupuestos generales y repitió en los Cursos de Verano de la Universidad de Málaga, ya hay un compromiso político de Londres para que el Peñón tenga mejores condiciones de acceso a ese mercado en calidad de territorio de ultramar.

Por este motivo, subraya el dirigente, Gibraltar –que votó en un 96% en contra del 'brexit'-trató de buscar un "estatus diferente" con la UE, que se podría haber logrado "con creatividad, pero España no ha estado por la labor y ha insistido en que pasaba todo por la cosoberanía", lamenta.

El juego 'online'

El sector financiero y asegurador, así como las casas de juego 'online', han visto su oportunidad, y algunas firmas ya han empezado los trámites para trasladar sus sedes desde Malta a la Roca. Picardo no obstante niega la condición de paraíso fiscal –"un calificativo que solo nos da ya España"-, y defiende que se trata de un modelo impositivo "más competitivo" (el 10% para las sociedades) donde impera la transparencia para prevenir el blanqueo de capitales.

"Somos la primera jurisdicción europea que ha establecido un registro central de beneficiarios efectivos", insiste, "porque pensamos que ese es el futuro del sector financiero". Al tiempo, ironiza acerca de que los datos bancarios -"se dan a quien los pide", argumenta- citando por ejemplo a Francia o Estados Unidos, y haciendo hincapié en que España no reconoce su autonomía y los solicita directamente a Londres, que no tiene competencias.

Con los indicadores en la mano, Picardo dibuja un escenario idílico post-brexit. Tienen más peticiones de licencia que nunca, las casas de apuestas hacen cola para poder instalarse junto a las 30 firmas ya instaladas; proyectan nuevas plazas hoteleras y un World Trade Center que está completo siquiera antes de abrir; el paro ronda las 100 personas y se ha logrado un superávit de 78 millones de libras. El peñón crece de forma sostenida en los últimos años por encima del 7%, colocándose a en la cuarta posición mundial si se atiende el PIB per cápita.

Te puede interesar

 Los empresarios apoyan la gestión de los socialistas del el GSLP, aunque la oposición le reprocha cierta opacidad con las cuentas públicas y las cifras de la deuda. Pero el ministro principal desgrana el posible secreto del éxito: "Gibraltar es una economía pequeña y es muy fácil reposicionarla, si viene una tormenta y eres un corcho pequeño, a lo mejor te mojas pero no te vas a hundir, como le puede ocurrir a un gran navío".

LLamamiento a la calma a los 7.000 trabajadores españoles

<strong>Gibraltar</strong> lanza un mensaje de calma a los<strong> 7.000 trabajadores españoles</strong> que cada día cruzan la verja de Gibraltar para trabajar, recordando que la roca tiene cierta autonomía en asuntos como inmigración y que la interacción económica con el Campo de Gibraltar cada vez mayor. De hecho, un estudio de la Cámara de Comercio del peñón establece que la dependencia del Campo de Gibraltar de la colonia británica aumenta sin cesar y durante los años de la crisis (2007-2013) creció un 51,6%, y las empresas de Gibraltar importaron casi 381 millones de libras en mercancías y servicios desde España en ese 2013.