REINO UNIDO

May otorga una lluvia de millones a Irlanda del Norte a cambio de los votos unionistas para gobernar

El pacto de la primera ministra británica con el DUP recibe duras críticas de la oposición, Escocia, Gales y el Sinn Féin

Acuerdo entre la primera ministra británica, Theresa May, y la líder del Partido Democrático Unionista (DUP). / EFE VÍDEO

Se lee en minutos

Han hecho falta 18 días de negociaciones y el desembolso de 1.000 millones de libras esterlinas (1.300 millones de euros) para que Theresa May, al frente de un Gobierno británico en minoría, alcanzara este lunes un acuerdo con el Partido Unionista Democrático (DUP) norirlandés. Un precio muy elevado por los votos de los 10 diputados del DUP, que la primera ministra precisaba para alcanzar la mayoría absoluta en el Parlamento de Westminster y poder gobernar. Muchos se preguntan, si tan laborioso ha sido el proceso con un partido minúsculo, qué pasará en el futuro con las negociaciones del Reino Unido frente a 27 países, con diferentes intereses cada uno de ellos, que han de ratificar los acuerdos del ‘brexit’ en sus respectivos parlamentos.

La firma con el DUP es un gran alivio para May, que ha estado en la cuerda floja dos semanas y media, El pacto urgía cerrarlo porque el miércoles se someterá a votación en la Cámara de los Comunes el plan de gobierno para los próximos dos años. Un voto crucial para el deslucido y raquítico programa, tras unas elecciones fallidas, que la reina enunció la semana pasada.

"ESTABILIDAD NACIONAL"

La alianza entre May y la líder del DUPArlene Foster, ha sido presentada por esta última como un gesto en el interés de la “estabilidad nacional”, que beneficiará a “toda Irlanda del Norte”. El resto de las fuerzas políticas no lo ven así. Los unionistas votarán con los conservadores los programas de gobierno, posibles mociones de confianza y los presupuestos. El pacto podrá ser revisado dentro de dos años, cuando finalice la legislatura, lo que deja la puerta abierta a nuevas exigencias.

Además de los 1.000 millones de libras, que vienen a sumarse a 500 millones más ya asignados a Irlanda del Norte, el Gobierno de Londres mantendrá las actuales condiciones de los pensionistas, amenazadas en el programa electoral de los conservadores. La ayuda financiera servirá para mejorar las carreteras de Irlanda del Norte, así como los hospitales, las escuelas y la infraestructura digital. Ante tal generosidad, el resto del país, harto de austeridad, se pregunta “y nosotros, ¿qué?”.

Los 1.8 millones de habitantes de la provincia norirlandesa ya reciben más ayuda financiera del Gobierno británico que el resto del Reino Unido. Ahora encima disfrutarán de una lluvia de millones que se niegan a los 63 millones de británicos restantes. El líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, ha denunciado el pacto, “que no se hace en el interés nacional, sino en el de May y los conservadores, para su propia supervivencia”.

EL IMPACTO EN EL PROCESO DE PAZ

Te puede interesar

Para la ministra principal de EscociaNicola Sturgeon, “cualquier idea de justicia se ha sacrificado en el altar del sucio acuerdo con el DUP, para dejar que la primera ministra se agarre al poder”. Muy crítico ha sido también el ministro principal de Gales, Carwyn Jones, quien considera su deber “luchar contra este acuerdo”, que es  “un apaño para sostener a una primera ministra débil y un Gobierno tambaleante”.    

El entendimiento entre el Gobierno de Londres y los unionistas puede desestabilizar el proceso de paz en Irlanda del Norte. La provincia está gobernada en coalición entre el DUP y los republicanos del Sinn Féin. Esa coalición se rompió a principios de enero y desde entonces no hay Gobierno local. En la disputa el Gobierno de Londres actúa como mediador, pero su imparcialidad se ve ahora comprometida con la alianza entre ‘tories’ y unionistas. El DUP “ha dado un cheque en blanco al ‘brexit tory’", ha declarado el líder del Sinn Féin, Gerry Adams. Su partido estudiará detenidamente el documento, porque “el diablo está en los detalles”, ha añadido.