LA CARRERA AL ELÍSEO

Marine Le Pen sitúa el patriotismo en el centro de su programa presidencial

La candidata del ultraderechista Frente Nacional lanza su campaña en Lyón anunciando que dará prioridad a los franceses en todas sus políticas

La aspirante desgrana un mensaje identitario y antiglobalización con guiños al 'brexit' y a Trump

La líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, antes de su intervención en la presentación de su campaña en Lyon.

La líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, antes de su intervención en la presentación de su campaña en Lyon. / AFP / JEFF PACHOUD

3
Se lee en minutos
Eva Cantón
Eva Cantón

Periodista

ver +

La presidenta del Frente Nacional (FN)Marine Le Pen, ha lanzado oficialmente este domingo su campaña electoral para las elecciones presidenciales francesas de abril y mayo. Lo ha hecho en el anfiteatro del Palacio de Congresos de Lyón ante 3.000 simpatizantes, según cifras de los organizadores, y bajo el lema ‘En nombre del pueblo’. En un escenario dominado por el color azul, la rosa de tallo largo que es el logotipo de su campaña y sin ninguna referencia al nombre del partido fundado por su padre en 1972.

Durante algo más de una hora, la candidata ultraderechista ha expuesto los temas clásicos de su ideario político: el patriotismo, la lucha contra el islamismo radical, el freno a la inmigración, el combate contra la globalización y la aversión a Europa. Todo ello aderezado con guiños al 'brexit' y al nuevo presidente de EEUU, Donald Trump.

La promesa de expulsar a los inmigrantes irregulares y a los fundamentalistas fichados, así como la de gobernar el país con la ley francesa en la mano, levantaron pasiones en el auditorio. La frase más coreada fue: “On est chez nous! (Estamos en nuestra casa!”).

“Cuando uno quiere instalarse en Francia no empieza por violar sus leyes, no empieza reclamando derechos”, lanzó. En la misma línea, dejó claro que no habrá en Francia valores distintos a los franceses. “Si querían vivir como en su casa, les hubiera bastado con quedarse allí”, añadió.

Los sondeos otorgan a Le Pen un puesto en la segunda vuelta de las elecciones (7 de mayo) pero auguran que volverá a chocar con el techo de cristal y el pacto republicano del resto de partidos que ha impedido hasta ahora al Frente Nacional llegar al Elíseo. Consciente de ello, en Lyón ha hecho un llamamiento a “patriotas de izquierda y de derecha” dándoles la bienvenida al partido.

EL EJEMPLO DE TRUMP

Como hizo este sábado el ex ministro de Economía Emmanuel Macron, favorito para enfrentarse a Le Pen en mayo, la líder del FN intenta sacar rédito político del hundimiento de los partidos políticos tradicionales, apelando a la unidad nacional y aparcando la tradicional división izquierda-derecha. También pretender atraerse a los electores decepcionados con François Fillon, candidato conservador en la cuerda floja por el escándalo de los empleos ficticios de su esposa.

Si en las formas el programa de Le Pen aparece edulcorado, en el fondo ha contentado a las bases con un discurso duro articulado en torno a la identidad, un tema clásico al que Le Pen ha añadido la lucha contra el terrorismo y la economía. El proteccionismo es el objetivo número uno, en clara sintonía con las medidas del presidente de EEUU, Donald Trump, en quien Le Pen ve un ejemplo de que “lo imposible puede convertirse en posible”.

“Nadie en su sano juicio quiere que Francia sea la cobaya de una mundialización que no es buena más que para la casta”, arengó. “Los británicos han decidido. Los americanos han optado por el interés nacional. Estas naciones han demostrado que el despertar del pueblo contra las oligarquías puede ser realidad”, añadió.

IMPUESTO A LA CONTRATACIÓN DE EXTRANJEROS

El plan económico de Le Pen descansa en “un nuevo modelo patriótico a favor del empleo” que prevé apoyar a las empresas francesas “frente a la desleal competencia internacional” y quiere gravar la contratación de trabajadores extranjeros, para garantizar que los franceses tengan prioridad. En el terreno fiscal, promete bajar un 10% el impuesto sobre la renta a los hogares modestos.

Noticias relacionadas

Estas medidas forman parte de los 144 compromisos que la líder ultraderechista ha presentado este fin de semana en Lyón y que irá detallando a lo largo de la campaña. “Estas elecciones enfrentarán dos visiones, la de la mundialización que representan mis rivales y la patriótica que yo defiendo”, señala el documento programático.

El mitin estuvo precedido de un spot publicitario en el que Le Pen aparece con aires cinematográficos en una desierta playa bretona. Más que como líder del partido, se presenta como mujer, madre, abogada y francesa. En las gradas, ni el videoclip ni el discurso decepcionaron a los simpatizantes. “Fue muy convincente. Dijo exactamente lo que queremos”, resumió Germain, militante desde hace cinco años.