02 jun 2020

Ir a contenido

BERLÍN, LA SIGUIENTE DIANA DE AfD

"La mayoría de los refugiados son criminales, pobres y sin educación"

Entrevista a Georg Pazderski, candidato del partido xenófobo Alternativa por Alemania a las elecciones de Berlín

Carles Planas Bou

 Georg Pazderski, candidato del ultraderechista AfD en Berlín.

 Georg Pazderski, candidato del ultraderechista AfD en Berlín. / METROPOLICO.ORG

 

Berlín se despierta soleada. En Kleingartenanlage Bornholm, una pequeña zona verde del acomodado barrio de Prenzlauerberg una treintena de personas, la mayoría de la tercera edad, esperan sentados aprovechando el inusual calor de la capital alemana. En dos semanas habrá elecciones en la capital alemana y los representantes de los partidos políticos aprovechan la mañana para captar votos.

Georg Pazderski (1951), antiguo oficial del Ejército y actual líder del partido xenófobo Alternativa por Alemania (AfD) en Berlín, espera su turno en un banco de madera. Es el único que viene de traje. La corbata, claro signo del establishment, la ha dejado en casa. De rostro duro y gesto amable, Pazderski se muestra más como un pragmático que como un ultra. Las encuestas pronostican que la formación populista proseguirá su ascenso en Alemania y que obtendrá entre el 11% y el 13% de los votos de la capital. La llegada de refugiados y el terrorismo les han llevado a ser cada vez más una alternativa real en las urnas.

 

AfD ha hecho de la expulsión de los refugiados uno de sus lemas electorales. ¿Cómo lo harán desde la oposición?

Queremos ser una oposición fuerte contra la apertura de puertas del Gobierno. Debemos decir no a la llegada de refugiados, sino tendremos problemas. Muchos de ellos no están ni registrados, así que no sabemos qué hacen, por qué han venido y qué planes tienen. Hay alrededor de 8.000 personas a las que se ha denegado el asilo que deben volver cuanto antes a su país.

Pero muchos de ellos huyen de la guerra

Y muchos también vienen por razones económicas. Alemania tiene unas ayudas sociales muy elevadas y la gente lo sabe y viene aquí para obtener dinero. Hay gente que se ha registrado en hasta cuatro sitios del país para poder cobrar más.

Tenemos que reducir las ayudas. No puede ser que mantener a un refugiado nos cueste 3500 euros al mes cuando con ese dinero pueden vivir dos familias berlinesas. El Gobierno de Alemania tiene que promover la paz en Oriente Medio así no deberemos lidiar con todos estos problemas y los refugiados podrán volver a casa.

El Gobierno ha asegurado que tiene capacidad económica para responder a la llegada de refugiados…

Es mentira. Cada alemán tiene una deuda de 28.000 euros así que es mentira, Alemania tiene una deuda importante y no hay dinero para los refugiados.

Pero su llegada puede ayudar a beneficiar el sistema de pensiones alemán, que con el envejecimiento de la población es cada vez más débil.

Los refugiados que vienen de Oriente Medio no nos ayudarán a mejorar nuestro Estado del Bienestar. Son básicamente pobres, sin educación y muchos de ellos con ideas islamistas que son un peligro para Alemania. No nos pueden ayudar, solo representan un efecto negativo para nuestra economía.

AfD también ha vinculado la llegada de refugiados con el aumento de la criminalidad en Berlín. ¿No se está criminalizando a todo un colectivo muy diverso?

Desde su llegada hemos visto agresiones sexuales como las de Colonia, abuso a mujeres, gitanos robando las carteras de los berlineses por la calle… Nunca habíamos visto tanto crimen en la capital. La mayoría de ellos son criminales y eso puede verse en el negocio de la droga de Berlín. Es difícil pasear por parques de la ciudad como Görlitzer sin ver a bandas callejeras trapicheando y luchando entre ellas.

Y AfD es la respuesta política a esta criminalidad

Los alemanes ya no se sienten seguros. Aunque realmente no haya tanto crimen todo se debe a la percepción. La gente ve que hay algo que va en la mala dirección y por eso vienen a nosotros y nos piden que hagamos algo contra esta inseguridad y el crimen. Berlin es donde más salafistas hay en toda Alemania y la gente sabe que el Gobierno ha hecho las cosas mal. Debemos combatir a los extremistas.

Berlín ha sido tradicionalmente un Estado de izquierdas. ¿Estáis abiertos a trabajar desde la oposición colaborando con la CDU de Merkel?

Claro. Si los otros partidos tienen buenas ideas no tenemos ningún problema en apoyarlos. Incluso lo haríamos con el NPD (partido neonazi alemán). No diremos no por decir no, queremos ser pragmáticos y los más importante es trabajar para mejorar el Estado del Bienestar alemán. Berlín no está preparada para el futuro.

Berlín es el Estado alemán con una mayor deuda. ¿Cómo pretende AfD reducirla sin aplicar recortes que afecten a la clase media que dice proteger?

Solo podremos solucionarlo si llevamos empresas a Berlín que nos ayuden a crear puestos de trabajo. Hay demasiada gente que depende de las ayudas sociales. Para ello es esencial que mejoremos la educación y la formación. No hay ninguna universidad potente en Berlín que haga que la ciudad sea atractiva para las grandes empresas. Solo con recortes y ahorrar dinero no lo vamos a solucionar.