Ir a contenido

ESCÁNDALO EN LA GUARDIA NACIONAL

Sancionados cuatro militares de EEUU por la producción de un calendario erótico en un cuartel

La producción 'Hot Shots 2015' se realizó en el interior de Camp Williams, en Utah

Producción del calendario erótico Hot Shots 2015 en el cuartel de Camp Williams, en Utah. / HOT SHOTS 2015

Cuatro miembros de la Guardia Nacional en Utah han sido expedientados y sancionados por autorizar y colaborar en la producción de un calendario erótico en uno de sus cuarteles militares. Según ha informado el teniente coronel Steven Fairbourn, un oficial de las Fuerzas Especiales de la Guardia Nacional ha sido relevado de su cargo por permitir que esas fotos y vídeos eróticos se realizaran en el interior de Camp Williams.

Otros tres soldados han sido expedientados por colaborar en esa acción. Además, se les ha obligado a pagar los 200 dólares en gasolina que consumieron los vehículos utilizados para la producción.

Los responsables de la Guardia Nacional en Utah abrieron el 20 de octubre investigación interna para determinar cómo pudo ser posible que el calendario erótico 'Hot Shot 2015' fuera realizado en Camp Williams, uno de sus cuarteles

En el making-off del calendario, que arrasa en Youtube, se puede ver a un grupo de jóvenes en ropa interior disparando armas pesadas, usando un rifle de francotirador, lanzando explosivos, montando en vehículos militares y haciendo bromas con los soldados en el interior de su instalación militar. En el inicio del vídeo aparece la modelo Rosie Jones dando la bienvenida y asegurando: "Tenemos un montón de tanques, lanchas, helicópteros y, por supuesto, montones de pistolas". No obstante, los autores del calendario aseguran que tenían el permiso del director del Museo Militar de Fort Douglas, Bob Voyles. Este. sin embargo, se ha defendido asegurando que solo se le pidió permiso para tomar un par de fotos. "Me aseguraron que no habría nada inapropiado", ha dicho.  

Fabricante de armas

El calendario Hot Shots que ya tiene siete años de vida nació como una iniciativa solidaria con soldados británicos heridos promocionada por el fabricante de armas británico Edgar Brothers. Los fabricantes del calendario se han defendido en un comunicado asegurando que "es un entretenimiento inofensivo que con los años ha contribuido a recaudar donativos para veteranos heridos de Gran Bretaña y del Reino Unido".

Temas: Calendarios