ANGUSTIA ENTRE LOS FAMILIARES

«Debe encontrarlas»

Los padres de las chicas secuestradas en Chibok ven confirmados sus peores temores Las familias acusan al Ejército de descuidar el caso desde el principio

1
Se lee en minutos
FRANCE PRESSE
KANO

El macabro anuncio, a través de un vídeo, de la determinación de Boko Haram y su líder, Abubakar Shekau, de vender como «esclavas» a las niñas secuestradas en Nigeria confirmó el lunes los peores temores de sus familias. «Desde el principio nos imaginamos qué les podría pasar a nuestras hijas en manos de estas personas abominables. Shekau ha confirmado nuestros temores», afirmó ayer Lawal Zanna, cuya hija está entre las cautivas.

Tras el asalto al internado de Chibok, las familias de las niñas criticaron la actuación del Ejército, al que acusan de descuidar el caso desde el principio. Los militares, por su parte, aseguran haber lanzado una amplia operación de búsqueda, especialmente en los bosques de Sambisa, donde Boko Haram tiene instalados campos fortificados.

Noticias relacionadas

Para Enoch Mark, crítico feroz del Gobierno y padre de otra secuestrada, la actuación del Ejército sigue siendo muy insuficiente. Los insurgentes de Boko Haram «no son espíritus o seres extraterrestres que no puedan ser seguidos o controlados», dice. «El Gobierno debe encontrar a nuestras hijas o pedir ayuda internacional si no es capaz. La angustia y el trauma son demasiado pesados para nosotros, los padres», añade desesperado.

Según Mark, si el Gobierno no logra encontrar a las adolescentes, alentará a los insurgentes para que cometan otros delitos. «El Gobierno debe entender que, si no salva a nuestras hijas, esto será el inicio de otros muchos secuestros y de la anarquía», declara con firmeza. «Hoy es Chibok, pero ¿quién sabe dónde podría pasar manaña?».