24 oct 2020

Ir a contenido

Los manifestantes proeuropeos derriban la estatua de Lenin en Kiev

Cientos de miles de ucranianos toman las calles para pedir la dimisión del presidente Yanukóvich

Los manifestantes de Kiev tiran y destrozan la estatua de Lenin. / YOUTUBE / REUTERS

Centenares de miles de personas marchan por la capital ucraniana con intención de instalar nuevos campamentoslevantar barricadas bloquear la mayoría de los edificios oficiales en el llamado Barrio Gubernamental de Kiev.

Alrededor de 2.000 personas, sobre todo simpatizantes del partido nacionalista Svoboda, levantaron barricadas en otra de las principales calles de la ciudad, por la que se accede a la sede del Gobierno de Ucrania.

Las barricadas han sido levantadas a decenas de metros de la sede del Gobiernos, toda vez que este y otros edificios gubernamentales de Kiev están protegidos por más de mil policías, entre ellos el cuerpo especial de antidisturbios 'Berkut'.

Una columna integrada por miles de personas partió desde la plaza de la Independencia, en el centro de Kiev, después de que Alexandr Turchínov, número dos del partido opositor Batkivshina (Patria), llamara a los congregados en lo que ya se conoce como el "Euromaidán" ("maidán" es plaza en ucraniano), a instalar el campamento de protesta "en todo el barrio gubernamental".

Derribo de Lenin

Un grupo de manifestantes contrarios a la decisión del Gobierno de buscar lazos económicos con Rusia en lugar de con la Unión Europea han echado abajo una estatua del fundador del Estado soviético Vladimir Lenin en Kiev.

La estatua tiene una importancia simbólica, ya que pone de relieve la historia compartida entre Ucrania y Rusia, que ahora está tratando de persuadir a Kiev para unirse a una nueva unión aduanera liderada por Moscú.

Los manifestantes han roto la estatua a martillazos después de tirarla al suelo con la ayuda de barras de metal y unas cuerdas.

Ampliación de las manifestaciones

El líder de Batkivshina, Arseni Yatseniuk, exclamó ante cientos de miles de personas reunidas en la multitudinaria manifestación contra el presidente ucraniano, Víctor Yanukóvich, que la oposición "amplía su acción" desde la plaza de la Independencia, en la que miles de opositores pernoctan desde hace una semana, a otros lugares de la ciudad.

Al menos mil efectivos antidisturbios impiden a los manifestantes el acceso a la sede de la Presidencia, mientras que efectivos de las tropas del Ministerio del Interior (encargadas de velar por el orden público), protegen el edificio de la Rada Suprema (Parlamento ucraniano).

Los soldados separan a miles de opositores de al menos otras tres mil personas que han iniciado este domingo una acción de apoyo a Yanukóvich y a su Partido de las Regiones frente a la sede del Legislativo.

Mientras, la plaza de la Independencia, donde la oposición mantiene cientos de tiendas de campaña, se ha quedado pequeña y los manifestantes que exigen la dimisión del Gobierno del primer ministro ucraniano, Nikolái Azárov, y la convocatoria de elecciones anticipadas han llenado algunas calles que confluyen en la plaza y también la colina que se eleva sobre la misma.

'La marcha del millón'

La oposición unificada, que no perdona a Yanukóvich su negativa a firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, cifró en casi un millón de personas la asistencia a la acción de protesta en el centro de Kiev, denominada como 'la marcha del millón'.

La policía, por otra parte, aseguró a los medios locales que los manifestantes son alrededor de 50.000.

Tanto la policía de Kiev como la oposición han advertido a los congregados sobre la alta probabilidad de que se produzcan provocaciones violentas durante la jornada de este domingo.

Batkivshina (Patria), liderado desde la cárcel por la ex primera ministra Yulia Timoshenko, ha denunciado en un comunicado que las autoridades tienen intención de usar a cerca de mil saboteadores a sueldo para provocar desordenes públicos en el "Euromaidán" y obtener así el pretexto para declarar el estado de excepción en la ciudad.