TRAS MÁS DE 30 HORAS DE ASEDIO

El asesino de Toulouse murió de un disparo en la cabeza durante el asalto policial

Mohamed Merah ha ofrecido resistencia a los agentes que han entrado en su apartamento

Agentes de las fuerzas de élite francesas, ante el edificio donde se ha atrincherado Mohamed Merah, este jueves.

Agentes de las fuerzas de élite francesas, ante el edificio donde se ha atrincherado Mohamed Merah, este jueves. / Remy de la Mauvinere (AP)

2
Se lee en minutos
FERRAN COSCULLUELA / Toulouse (enviado especial)

Tras más de 30 horas de asedio, Mohamed Merah, presunto asesino de siete personas --un rabino y tres niños en una escuela judía y tres militares franceses en Toulouse y Montauban-- ha fallecido sobre las 11.38 horas de este jueves tras recibir un tiro en la cabeza, según ha anunciado el fiscal de París François Molins.

Agentes especiales han entrado en el apartamento en el barrio residencial de Côte Pavée de Toulouse y se han encontrado con la resistencia de Merah. En la operación han resultado heridos dos policías, según ha informado Didier Martínez, portavoz del sindicato policial SGP. Los agentes, según el fiscal, tenían orden de capturar al hombre vivo y de no disparar más que en caso de "legítima defensa", una condición que según Molins se ha cumplido. 

Según ha confirmado el ministro de Interior, Claude Guéant, Merah ha ofrecido resistencia a los agentes que han entrado en su apartamento y se ha producido entonces un intenso intercambio de disparos durante el cual el joven ha saltado por la ventana y ha muerto. "Ha saltado por la ventana disparando el arma que llevaba en la mano y lo han encontrado muerto en el suelo", ha señalado Guéant.

Guéant ha detallado que anoche, a las 22.45, cuando se produjo la última conversación entre la policía y Merah, se puso en evidencia "la extrema peligrosidad del joven". "Dijo que no se iba a rendir, que no se iba a dejar atrapar y amenazó con matar a los agentes que intentaran detenerle", ha añadido. Desde entonces no volvió a contactar con la policía, lo que hizo dudar a las autoridades de si el asesino seguía vivo o no.

Asalto a la vivienda

A las 10.30 de esta mañana, los agentes han intentado contactar con el sospechoso y, como habían hecho durante la noche anterior, han lanzado tres granadas para que Merah diera señales de vida. Como este no ha reaccionado, las fuerzas de élite han decidido proceder al asalto del apartamento.  "Han entrado por la puerta y por las ventanas, cuyos vidrios la policía había hecho estallar durante la noche", ha apuntado el ministro.

Merah se encontraba en el baño cuando se ha producido el asalto y, según Guéant, el sospechoso ha salido de la habitación armado y disparando "con extrema violencia". Se ha producido entonces un intenso tiroteo que se ha prolongado durante cinco minutos durante el cual se han disparado unas 300 balas. Ha sido en el transcurso de este tiroteo cuando Merah ha saltado por la ventana. "Lo han encontrado muerto en el suelo", ha añadido el ministro.

Noche de tensión

Noticias relacionadas

Durante la larga noche de espera, los periodistas que montaban guardia ante los límites del cordón de seguridad desplegado por las fuerzas de seguridad francesas vieron alterada la monótona espera por intermitentes detonaciones de explosivos y algunos disparos. Las más fuertes se produjeron poco antes de las once y media de la noche y la última se ha producido sobre las cinco y media de esta madrugada. Estas explosiones eran una forma que utilizaba la policía de presionar al sospechoso para que se entregara. "Nuestra prioridad es capturarlo vivo para entregarlo a la justicia", insistía el ministro.

Las autoridades francesas ordenaron anoche cortar el alumbrado público del sector en el que se encontraba atrincherado el presunto asesino. También cortaron la luz, el gas y el agua del piso de Merah.