OPERACIÓN INTERNACIONAL EN LIBIA

EEUU y Gran Bretaña lanzan 112 misiles sobre objetivos militares libios

Los proyectiles de crucero han alcanzado alrededor de 20 objetivos, según el Pentagono y se han concentrado en la zona occidental de Libia

Francia ha advertido que las operaciones se mantendrán hasta que Gadafi cumpla "al pie de la letra" la resolución de la ONU

Foto de familia de los dirigentes que han participado en la cumbre sobre la intervención en Libia, este sábado, en París.

Foto de familia de los dirigentes que han participado en la cumbre sobre la intervención en Libia, este sábado, en París. / IAN LANGSDON/POOL (EFE)

5
Se lee en minutos
ELIANNE ROS / París

Barcos de guerra y submarinos de EEUU y Gran Bretaña han lanzado 112 misiles de crucero contra los sistemas antimisiles libios y alcanzado alrededor de 20 objetivos, según ha informado el Pentágono. El almirante estadounidense Bill Gortney ha informado en rueda de prensa que las operaciones de EEUU se han concentrado en esta primera fase en la parte occidental de Libia.

Gortney ha declinado hablar sobre operaciones futuras aunque ha insistido en que no hay desplegadas tropas estadounidenses sobre el terreno en Libia. Ha destacado que el objetivo de la operación es asegurar el alto el fuego en cumplimiento con la resolución 1973 aprobada el jueves por el Consejo de Seguridad de la ONU, que autorizó el uso de la fuerza para proteger a la población civil libia de los ataques de las fuerzas del régimen de Muamar Gadafi. 

"El alto el fuego abarca el este y el oeste del país", ha destacado Gortney, quien ha insistido en que la operación que acaba de arrancar tendrá "varias fases" y podría prolongarse durante "horas o días". Según la cadena de televisión NBC, el Pentágono ha bautizado la operación como Odisea del Amanecer.     

Horas antes de la intervención internacional, Gadafi, en un claro desafío a la comunidad internacional y a la resolución de la ONU, lanzó sus fuerzas al asalto de Bengasi, bastión de los rebeldes y símbolo de la insurrección contra el régimen de Trípoli.

La respuesta a esa reacción del régimen libio ha llegado de Francia, cuyos aviones han atacado a las fuerzas leales al régimen de Muamar Gadafi. Desde París, el ministro francés de Exteriores, Alain Juppé, ha advertido hoy de que la acción militar contra el régimen de Gadafi se mantendrá "en los próximos días" hasta que el líder libio ceda y cumpla "al pie de la letra" la resolución de la ONU. La resolución 1973 aprobada el jueves por el Consejo de Seguridad de la ONU autorizó el uso de la fuerza para proteger a la población civil libia de los ataques de las fuerzas de Gadafi.

Ataque aéreo francés

Unas horas antes del ataque con misiles de EEUU, una veintena de aviones franceses han lanzando un primer ataque aéreo en Libia, en el marco del cumplimiento de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU, que autoriza al uso de la fuerza militar para proteger a la población civil de la ofensiva de Muamar Gadafi. El ataque ha tenido lugar a las 17.45 horas y ha alcanzado un vehículo de las tropas leales al régimen, según ha informado el Estado Mayor francés. La cadena Al Yazira ha informado que la aviación francesa ha alcanzado cuatro tanques en Bengasi.

"Ha habido un disparo a las 17.45 sobre un vehículo intederminado", ha declarado en una conferencia de prensa el coronel Thierry Burckhard, portavoz del Estado Mayor. La ofensiva se centra en una zona de entre 100 y 150 kilómetros alrededor de Bengasi, que este sábado ha sido objeto de un ataque por tierra, mar y aire por parte de las tropas del dictador libio. Por su parte, el portavoz del Ministerio de Defensa, Laurent Teisseire, ha señalado que "las operaciones han empezado" y que los aviones franceses están sobrevolando Libia para proteger a la población civil. Ha añadido que paralelamente otros aviones están preparados para intervenir si los blindados del Ejército libio amenazan a la población civil.

El ataque se produce poco después de que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, nada más finalizar la cumbre celebrada en París para decidir la forma de aplicar la resolución 1973, anunciara que aviones franceses sobrevuelan el cielo libio e "impiden los ataques aéreos sobre Bengasi" y que otros aparatos están listos para actuar contra los blindados del dictador.

La operación internacional en Libia se ha estructurado en tres fases. En una primera, ya en marcha, participan efectivos de Francia, Reino Unido y Canadá. En una segunda, participará Estados Unidos, y en una tercera participarán los países árabes.

Sin legitimidad

"La problación libia se encuentra en peligro de muerte, la comunidad internacional no lo puede tolerar", ha dicho el presidente francés en una breve y solemne declaración en el palacio del Elíseo, donde se ha celebrado la cumbre de una veintena de líderes mundiales a la que ha asistido el presidente español José Luis Rodríguez Zapatero.

"Al lado de sus socios árabes, europeos y norteamericanos, Francia está dispuesta a asumir su papel ante la historia", ha concluido Sarkozy después de afirmar que el régimen de Gadafi "ha perdido toda legitimidad" al atacar a su propio pueblo.

"El futuro pertenece a los libios"

El jefe del Estado francés ha precisado que la comunidad internacional no pretende decidir en lugar del pueblo libio, solo responder a su "llamada angustiada". En este sentido, ha matizado los términos de la intervención: "El futuro de Libia pertenece a los libios. No queremos decidir por ellos. No intervenimos para imponer, sino para impedir los ataques contra la población civil", ha subrayado. El dirigente francés ha destacado que el objetivo de la operación es "proteger a la población de la locura asesina de un régimen que ha perdido toda legitimidad".

Sarkozy ha subrayado que Francia, el Reino Unido, EEUU y los países árabes han lanzado varios avisos a Gadafi reclamándole el alto el fuego y la retirada de sus tropas. "Gadafi ha despreciado estos avisos y ha intensificado su ofensiva asesina", ha denunciado el jefe del Elíseo. Sin embargo le ha recordado que aún está a tiempo de "evitar lo peor" aceptando el mandato de la ONU. "La puerta de la diplomacia se abrirá en el momento en que cesen las agresiones", ha afirmado.

Apoyo árabe

En su intervención, el dirigente francés ha hecho especial hincapié en que la acción militar cuenta con el apoyo de los países árabes, presentes en la cumbre a través del secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa; el jeque Abdalá bin Zayed al Nahyan, de los Emiratos Arabes Unidos; el ministro iraquí de Exteriores, Mahmud Zebari; el ministro jordano de Exteriores, Naser Joudeh; su homólogo marroquí, Taeb Fassi Fihri, y el primer ministro de Qatar, Hamad bin Jaber Al Thani.

Antes de celebrarse el encuentro, Sarkozy se reunió con el primer ministro británico, David Cameron, y la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, sus principales aliados a la hora de sacar adelante su iniciativa de intervención militar contra Gadafi. La cancillera alemana, Angela Merkel, cuyo país se abstuvo en la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, se ha mantenido en segundo plano.

Un estadounidense, al frente

Noticias relacionadas

El comandante de la Sexta Flota de Estados Unidos en Europa, el vicealmirante Harry B. Harris Jr., será el encargado de coordinar a la coalición internacional que intervendrá en Libia para establecer la zona de exclusión aérea, según han informado a Efe fuentes del Gobierno español.

Según estas fuentes, cada país conservará el mando de sus tropas, pero será el jefe de la Sexta Flota, la unidad operacional de las fuerzas navales americanas en Europa, la que coordinará la intervención.