04 jul 2020

Ir a contenido

EL REGRESO DEL SÁTRAPA

La justicia de Haití inculpa a Jean Claude Duvalier por desvío de capitales

El dictador sale de la fiscalía pero queda a disposición de la justicia

TONI CANO / México

El expresidente de Haití Jean Claude Duvalier ha salido de la fiscalía de Puerto Príncipe tras prestar declaración durante más de cuatro horas y ser inculpado por desvío de capitales, según fuentes judiciales.

Duvalier, que ha abandonado el Ministerio Público acompañado por agentes de la Policía, pero sin esposas, quedará a disposición de la justicia haitiana, según sus abogados, que no han informado sobre el destino al que será conducido, aunque se presume que regresará al hotel donde se aloja en Puerto Príncipe.

Entrevista con el juez y el fiscal en el hotel

Duvalier ha sido arrestado por sorpresa en el hotel donde se aloja desde que llegó, también por sorpresa el pasado domingo a la capital haitiana. Tras una larga entrevista con un juez y un fiscal que acudieron al hotel, Duvalier ha salido de allí custodiado en un vehículo y, según un funcionario gubernamental, permanecería "a disposición del sistema judicial" haitiano.

El dictador ha sido interrogado para determinar su enjuiciamiento por el saqueo del tesoro nacional bajo su mandato, entre 1971, cuando heredó con 19 años la dictadura de su padre, y 1985, cuando abandonó el país en medio de una revuelta popular.

Uno de los abogados que asiste al dictador, Gervais Charles, ha explicado que Duvalier no está detenido porque de acuerdo con la Constitución haitiana no hay elementos para hacerlo.

Saludos a sus seguidores

Duvalier, quien no iba esposado cuando ha sido arrestado, ha salido de su habitación y ha saludado en el exterior del hotel a varias decenas de seguidores, quienes han aprovechado la situación para lanzar gritos y pedir "que arresten a (René) Préval", el actual presidente de Haití. El dictador ha subido después a un vehículo policial y, en medio de un gran número de personas y periodistas, la comitiva ha abandonado el lugar. 

En las horas previas al arresto de Duvalier, se ha podido observar un constante ir y venir de agentes de policía entre el patio y la habitación del dictador. Muchos de los policías han permanecido en las inmediaciones del establecimiento, que ha sido sobrevolado constantemente por helicópteros.

Muchos interrogantes

Rupert Colville, portavoz de la ONU, había dicho horas antes que el regreso de Baby Doc abre muchos interrogantes sobre "la impunidad y la rendición de cuentas", pero ha añadido: “No está claro si Haití está en la disposición de poder arrestar y abrir un proceso a Jean Claude Duvalier”.

Diversas organizaciones de defensa de los derechos humanos, incluida la oficina de la ONU, habían reclamado la detención del exdictador desde que aterrizó en Haití durante el atardecer del domingo. 

Amnistía Internacional (AI) pidió el lunes al Gobierno haitiano que ponga a Duvalier a disposición de la justicia por lo que consideró sistemáticas y generalizadas violaciones de los derechos humanos cometidas en Haití durante su régimen.

Por su parte, la organización Cáritas de Haití ha declarado que tras el regreso del dictador corresponde a la justicia "hacer sus deberes y responder". 

Historial de crímenes y desvío de millones del Estado

Jean Claude Duvalier, también llamado Baby Doc, gobernó entre 1971 y 1986 como sucesor de su padre, Francois Duvalier, quien lo había hecho desde 1957. La familia Duvalier lideró un régimen al que se considera responsable de numerosos crímenes y del desvío de sumas millonarias pertenecientes a los fondos del Estado.

En 1987 fue juzgado ante un tribunal por una demanda civil por el presunto desvío en provecho propio de 120 millones de dólares de fondos del Estado, y en 1991 se presentó otra demanda por el supuesto robo de 800 millones que al parecer tenía en distintos bancos de EEUU, Suiza y Francia.