Ir a contenido

ÚLTIMO PLENO DEL AÑO

L'Hospitalet aprueba inicialmente los presupuestos para 2019 con toda la oposición en contra

Las cuentas municipales ascienden a los 247,9 millones, el 68% de los cuales se destinarán a reactivar la economía y a políticas sociales, educativas y culturales

El equipo de gobierno ha sacado adelante el presupuesto gracias a la abstención de dos concejales no adscritos y bajo una lluvia de críticas de la oposición

El Periódico

 Pleno municipal de diciembre de L’Hospitalet

 Pleno municipal de diciembre de L’Hospitalet / Ayuntamiento L'Hospitalet

El Pleno del Ayuntamiento de L’Hospitalet ha despedido el año envuelto en tensiones a raíz de la aprobación inicial de los presupuestos para 2019. Las cuentas, que ascienden a los 247,9 millones de euros, salieron adelante con el único impulso del equipo de gobierno y gracias a la abstención de dos concejales no adscritos procedentes del PP.

El teniente de alcaldía de Hacienda, Manuel Brinquis, presentó al plenario el pasado viernes un presupuesto elaborado, como reconoció, “en un contexto de incerteza y con importantes limitaciones y condicionantes” –debido a la falta de acuerdo para los presupuestos estatales y autonómicos-.

El 68% del total del presupuesto estará destinado, según Brinquis, a objetivos estratégicos de ciudad, con actuaciones encaminadas a la reactivación de la economía y la ocupación, las políticas de inclusión social, educativas, culturales y ambientales y la apuesta por la convivencia y la participación.

En esta línea, se prevé ampliar en cerca de un millón de euros el gasto en limpieza viaria y recogida de basuras y aumentar en 1,3 millones el presupuesto de medioambiente. Además, también se amplía el gasto en seguridad y movilidad ciudadana (400.000€), políticas de vivienda social y urbanismo (355.000€) y servicios para gente mayor y LGTBI, entre otros (1,3 millones).  

El presupuesto incluye además una ampliación del gasto en salud, cultura, educación, deporte y juventud en cerca de 2,2 millones de euros, más de un millón de euros para proyectos vinculados a mejorar la atención y defensa de la ciudadanía,y a la modernización de la organización municipal, y casi 260.000 euros en desarrollo económico, ocupación, innovación y turismo.

Nueve millones de euros en inversiones

El presupuesto aprobado inicialmente para 2019 destina nueve millones de euros a inversiones, entre las que destacan las obras de construcción del Campo Municipal de Fútbol la Torrassa, la reforma del Polideportivo Fum d’Estampa y la sustitución de los vestidores del Campo Municipal del Gornal.

Se incluyen también la construcción de los casales para gente mayor de Can Serra y Bellvitge, la rehabilitación de equipamientos municipales y la adquisición de viviendas sociales, así como la redacción del proyecto de la Escuela Paco Candel y la reforma de varios centros educativos y demás equipamiento municipal.

Aprobada la rebaja del IBI del 1,5%

El grueso de los ingresos lo seguirán sustentando los ingresos propios (59%) y en este apartado destaca la reducción de los ingresos procedentes Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) residencial, que se reduce en un 1,5% para el año que viene alcanzando así el compromiso que adquirió el equipo de gobierno de reducirlo en un 2% en este mandato.

A esto último se ha dado luz verde con la aprobación definitiva de las Ordenanzas y precios públicos para 2019, que incluyen la reducción del IBI y la congelación del resto de impuestos y precios, a excepción de los deportivos, que se incrementan en un 2% de media, con el objetivo de avanzar hacia cubrir el coste real del servicio.

En relación a los ingresos procedentes de otras administraciones se prevé un aumento de las aportaciones del Estado y de la Generalitat, esperando que el primero aporte unos 78,8 millones y el segundo 11,05 millones más. La Diputació mantiene el apoyo económico a los servicios sociales básicos, teleasistencia, guarderías y urgencia social.

Críticas a unos presupuestos “electoralistas”

Los últimos presupuestos de este mandato se han aprobado inicialmente con los 11 votos favorables de los concejales del PSC y de los dos concejales no adscritos integrados en el equipo de gobierno y gracias a la abstención de los concejales procedentes del PP, que ha dado al gobierno municipal la mayoría simple que necesitaba.

La oposición ha criticado lo que considera un uso "electoralista" de estos presupuestos, especialmente en lo que respecta al descenso del IBI que, según apuntaba la portavoz de los populares, Sonia Esplugas, “resulta electoralista que el primer año solo lo bajen un 0,5, los dos siguientes lo congelen y este último año, que es el de las elecciones municipales, lo bajen un 1,5%, algo totalmente insuficiente”.

A lo mismo se refirió Jordi Monrós, portavoz del PDeCAT, quien hacía alusión a que la rebaja definitiva y más importante del impuesto llegara “curiosamente” este último año de mandato: “han convertido una medida necesaria que debería haberse producido a inicios del mandato en una acción electoralista”.

Falta de inversión en vivienda pública

Otra de la reclamación más escuchada en la sesión plenaria del viernes fue la falta de inversión en vivienda pública y en recursos sociales que, aunque aumenta, lo hace de manera “insuficiente” según el portavoz de la CUP-PA, Christian Giménez, quien recordaba “la 83a posición que ocupa la ciudad en el ranking de gasto social por habitante, lo que evidencia que existe un gran margen para ampliar el presupuesto en esta partida”.

Tanto Ciutadans como ICV-EUiA-Pirates hacían alusión directamente a la falta de inversión en vivienda social. “Faltan partidas presupuestarias concretas para adquirir viviendas y ampliar el parque de vivienda público”, decía Ana González, quien aludía a la falta de cumplimiento de la moción aprobada en 2016 en el Ayuntamiento y que comprometía al gobierno a destinar un mínimo de 800.000 en cada presupuesto.

El portavoz de C’s L’Hospitalet, Miguel García, justificaba el voto contrario de su formación a los presupuestos “por ser antisociales, por no cumplir con lo comprometido con los vecinos y por no reflejar la realidad de la ciudad”, a la vez que el grupo criticaba que se hubieran sacado adelante “gracias al voto a favor de concejales tránsfugas y a la abstención de dos concejales expulsados del PP”.

El Pleno en 21-D

Por su parte, el grupo municipal de ERC aludía a la falta de recursos contemplados en estos presupuestos para impulsar el pequeño comercio o preservar el patrimonio histórico, entre otras medidas y juzgaba además la falta de tiempo de la oposición para hacer una valoración adecuada de los presupuestos.

Tras participar en el debate sobre los presupuestos y mociones conjuntas, los representantes de ERC, PDeCAT y CUP-PA abandonaron el Pleno como protesta por la celebración del Consejo de Ministros en Barcelona y en solidaridad con las movilizaciones organizadas, dejando sus mociones sobre la mesa junto a las de C’s, ICV-EUiA-Pirates y PP, que se debatirán en el Pleno de enero.

Más noticias en Hospitalet en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Temas: Ayuntamientos