Ir a contenido

GRÀCIA

Medio siglo muy inclusivo

La Escola Lexia abrió el camino de las escuelas que tratan a niños con trastornos del lenguaje

Beatriz Pérez

Una clase en la Escola Lexia

Una clase en la Escola Lexia / RICARD CUGAT

La Escola Lexia (Gomis, 102), pionera tanto en Catalunya como en España en la integración de alumnos con necesidades educativas especiales, cumple 50 años. Su andadura arrancó en la década de los 60, cuando la psicóloga Concepción Ausás Sostres comenzó a trabajar en su casa con niños con trastornos del lenguaje. Pequeños que, en aquella época, estaban confinados en sus hogares porque no tenían cabida en las escuelas ordinarias. El nombre del centro, Lexia, hace referencia a la dislexia.

"La escuela, fundada en 1968 por mi madre, estuvo primero en la calle de Bertran, después en Alfons XII y, a partir de 1985, aquí, en la calle de Gomis", cuenta Julio de Planas, psicopedagogo, director del centro e hijo de la fundadora. Hoy, el centro está ubicado en una masía de Gràcia, en medio de un recinto con pista deportiva, huerto y un patio con un roble centenario.

Aunque inicialmente el colegio se creó para tratar a niños con trastornos del lenguaje, pronto comenzó a dar cabida a otro tipo de perfil: pequeños con inteligencia límite y diferentes problemas de aprendizaje. "En los 90 comenzaron a venir niños con problemas de atención y dislexia", prosigue De Planas. Fue así como la escuela fundó la Asociación para el tratamiento y el Estudio del Deficit de Atención e Hiperactividad (ATEDA) de Barcelona.

Actualmente, en la Escola Lexia estudian primaria y secundaria unos 90 niños con trastornos de aprendizaje. Pero, además, ofrece programas de formación e inserción (PFI) de auxiliar de oficina y administrativos y un curso de iniciación a técnico de deportes llamado Lexiasport.

En los últimos años Lexia tiene un nuevo perfil de alumnos: pequeños con trastorno del espectro autista (TEA) y con el síndrome de alcoholismo fetal (SAF). Este último está vinculado al consumo de alcohol de la madre durante la gestación.

Inclusión

"Tenemos mucha relación con las escuelas ordinarias del entorno. Luchamos por una inclusión real", señala Beatriz de Planas, responsable pedagógica del centro y nieta de la fundadora de esta escuela familiar. "Siempre hemos trabajado por la inclusión de los alumnos en la vida social y en el mundo laboral. Aquí adaptamos el currículum ordinario a nuestros alumnos y trabajamos aspectos como las habilidades sociales, autonomía, educación emocional...", certifica Maia Carbonell, coordinadora.

Según Carbonell, el futuro de centros como Lexia es "continuar adaptándose" a los cambios sociales y legislativos para no perder la base de esta especialización. Su labor estará cada vez más enfocada en "asesorar" y "orientar" a las escuelas ordinarias en favor de la inclusión.

0 Comentarios
cargando