Orgullosa de sus 50

Shannen Doherty hace un Kate Winslet: "Ya saben, sin relleno ni botox"

  • La actriz, que lleva seis años lidiando con un cáncer de mama, quiere ver a personas "al natural", sin retoques ni filtros

  • "Acabemos con la percepción con la que las revistas y Hollywood quieren hacernos entrar. Quiero ver a mujeres como yo. A mujeres como nosotras", clama la estrella de 'Sensación de vivir'

Las actrices Shannen Doherty y Kate Winslet, defensoras de las mujeres reales, sin filtros ni bótox.

Las actrices Shannen Doherty y Kate Winslet, defensoras de las mujeres reales, sin filtros ni bótox. / INSTAGRAM / HBO

Se lee en minutos
Laura Estirado
Laura Estirado

Periodista

Especialista en Gente, Moda, Tendencias, Estilo y Redes

Escribe desde Barcelona

ver +

Shannen Doherty le ha mandado un mensajito al Hollywood obsesionado con el bótox y los retoques. La actriz que se dio a conocer mundialmente por su papel Brenda Walsh en la serie juvenil de los 90 'Sensación de vivir' y también por interpretar a Prue en 'Embrujadas' se ha subido al carro de las mujeres y actrices "reales" como Kate Winslet, estos días de plena actualidad, no solo por su magnífica interpretación de una policía en 'Mare of Easttown', sino por exigir que su cara no tuviera ningún retoque en el cartel promocional de la serie de HBO, a pesar de la resistencia del equipo de publicidad, y por pararle los pies al director, Craig Zobel, que a punto estuvo de modificar digitalmente su cuerpo en una escena de alto voltaje. "Ni se te ocurra", le ordenó, tal como ha contado la actriz de 'Titanic', de 45 años, en una entrevista con 'The New York Times'.

Pero Winslet, la nueva Juana de Arco que se ha rebelado contra los estereotipados cánones de belleza de una industria poblada de bótox, silicona, ácido hialurónico y cirugías que dan como resultado clones y más clones de versiones de Barbies, no está sola. Además de recibir el aplauso de la platea de Twitter y de articulistas de medio mundo, actrices como Doherty también se han unido a sus filas feministas.

Presión sobre las actrices

La actriz de Memphis, Tennessee, de 50 años, sabe bien cuál es la presión con la que viven los actores, sobre todo las mujeres, a medida que se hacen mayores y van cumpliendo años y tienen que enfrentarse a la dureza de las críticas frente a la pantalla. Por eso, Doherty, que tiene en su currículum de más de tres décadas decenas de interpretaciones en series y películas, ha querido romper una lanza y reclamar las personas "al natural", sin retoques ni filtros. Lo ha hecho en su cuenta de Instagram, con este mensaje: "Estaba viendo películas esta noche y me he dado cuenta de que hay unos cuantos personajes femeninos con los que puedo identificarme". A sus casi dos millones de seguidores les ha confesado: "Ya sabes, mujeres sin rellenos, sin bótox, sin haberse hecho un 'lifting' facial. Mujeres que aman su rostro y toda la experiencia que estos muestran".

Y como muestra, un botón: la foto de primer plano, sin artificios, captada en ese preciso instante de su reflexión.

Después, Doherty ha continuado con su sentido alegato así: "Yo he vivido. Adoro lo que he vivido y que mi rostro refleje mi vida. He sobrevivido a mucho, sí, al cáncer, pero a más que eso. Ahora quiero quererme. Por fin. Acabemos con la percepción con la que las revistas y Hollywood quieren hacernos entrar. Quiero ver a mujeres como yo. A mujeres como nosotras". Unas palabras que en pocas horas han superado los 200.000 'me gusta', y que en los comentarios muchos usuarios han visto un reflejo del comportamiento de Winslet y su rebelión contra los rancios cánones que Hollywood sigue aplicando con las mujeres.

Luchando desde el 2015

No es esta, sin embargo, la primera vez que Doherty se muestra sin filtros ante la cámara. Desde que en 2015 anunció que padecía cáncer de mama, dos años después publicó que su enfermedad parecía remitir, pero en 2020 volvió a recrudecérsele, en varias ocasiones ha compartido imágenes de los estragos físicos en su cuerpo, como la pérdida de cabello.

Cuando fue diagnosticada por primera vez en el 2015, se sometió a una masectomía, quimioterapia y radioterapia. Desde entonces, sigue luchando, pero la enfermedad se ha extendido a su columna y sus médicos temen que vaya a más. Hoy sigue en tratamiento, luchando.  

En una entrevista concedida el año pasado para la revista 'Elle', la actriz estadounidense detallaba cómo el cáncer la ha hecho más fuerte emocionalmente. "Intento atesorar todos los pequeños momentos que la mayoría de la gente no ve o da por sentados", decía. "Las cosas pequeñas se magnifican para mí. Tenemos este pozo sin fin dentro de nosotros, y se trata de seguir cavando en él en busca de la fuerza para afrontar la adversidad, y para que también podamos ver toda la belleza", explicaba optimista.

Noticias relacionadas

Un año antes, le contó a 'People': "De lo que la gente no se da cuenta es de que tu cuerpo ha pasado por cosas tan increíblemente difíciles que nunca se recupera por completo. Estoy intentando ver cómo logro aceptar quién soy ahora. Nunca volveré a usar la talla de antes. Algunos de mis medicamentos eliminan el colágeno, así que nunca voy a tener una cara sin arrugas. Soy crítica conmigo mismo. Pero hay cosas contra las que no puedes luchar".

Temas

Cáncer