Ir a contenido

CON UVA DE LA COSTA FRANCESA

El rosado de Bon Jovi, el mejor del mundo

El vino desarrollado por el músico y su hijo ha sido destacado por la prestigiosa revista 'Wine Spectator's'

Mireya Roca

El vino rosado de Bon Jovi se convierte en el mejor del mundo. / INSTAGRAM

El vino rosado de Bon Jovi se convierte en el mejor del mundo.
Bon Jovi posa con su hijo Jess y el enólogo Gérard Bertrand.

/

El pasado enero, Jon Bon Jovi anunció en su perfil de Twitter que se asociaba con el reconocido enólogo Gérard Bertrand para producir un vino rosado premium, el Diving into Hampton Water. Ahora, casi un año después, el caldo aparece como el mejor rosado del mundo en el conocido ranking de Wine Spectator's, la prestigiosa revista especializada en vinos.

El vino del vocalista de la mítica banda heavy , que ocupa la 83ª posición, es uno de los únicos dos rosados que aparecen en la famosa lista, con una calificación de 90 puntos.

“Es un honor increíble estar entre los 100 mejores vinos de Wines Spectator's en 2018, y mucho más ser el mejor rosado”, ha afirmado el rockero a través de un comunicado. “Es un testimonio de todo nuestro trabajo duro y no podría estar más orgulloso de compartir nuestra emoción y amor por Hampton Water con la gente de todo el mundo”, añade el músico y filántropo de 56 años.

Tal como destaca en la página web de Gérard Bertrand, el hijo de Bon Jovi, Jesse Bongiovi, exjugador de fútbol de Notre Dame, es una pieza fundamental en la creación de la marca. La idea de crear un vino rosado surgió durante el tiempo que el padre e hijo pasaron juntos en Los Hamptons, lugar de vacaciones de las grandes fortunas estadounidenses. Jesse y un amigo acuñaron el nombre de Hampton Water y así surgió la idea de invertir y de crear un nuevo caldo.

Un rosado de 22 euros

Al intérprete, su hijo y Gérard Bertrand decidieron desarrollar una visión compartida del vino: “Uniendo la esencia de los estilos de vida relajados de Los Hamptons y el sur de Francia”, ha detallado Bon Jovi. La nota de cata describe el vino como un rosado fresco y alegre, con una mineralidad distintiva, con garnacha, cinsault y mourvèdre, variedades de uva características de la costa francesa.

"Para nosotros fue muy importante obtener el color rosa pálido perfecto, pasamos mucho tiempo para que saliera bien", ha contado el cantante de Thank Your Ford Loving Me. "Utilizamos uvas de viñedos de bajo rendimiento para agregar complejidad. El equilibrio es lo más importante, ya que quería que el vino tuviera un largo final, pero también que conservara su frescura", ha puntualizado en el comunicado.

A pesar de que la botella cuesta 22 euros, un precio elevado para un rosado, toda la producción del 2017 se vendió en pocos meses, por lo que este año Bon Jovi y su hijo planean aumentar la producción.