23 feb 2020

Ir a contenido

PARA EL CALENDARIO LAVAZZA 2019

La mano de Gerada en el desierto de Marruecos

El artista, afincado en Barcelona, ha realizado una instalación para 'Good to Earth'

Luis Miguel Marco

Cómo se hizo el calendario Lavazza 2019 / LAVAZZA

Cómo se hizo el calendario Lavazza 2019
Gerada, en el centro, con sus colaboradores, en el desierto de Ouerzazate.
Intervención artística de Gerada en el desierto de Marruecos para el calendario Lavazza.

/

Arte en la naturaleza. Eso es lo que recoge este año el nuevo calendario Lavazza para el 2019. Bajo el título de 'Good to Earth', presenta las imágenes de una serie de instalaciones artísticas en diversos paisajes del mundo. Desde un glaciar en los Alpes suizos a las selvas de Tailandia, pasando por los cafetales colombianos y el desierto marroquí, las imágenes llevan el sello de la fotógrafa Ami Vitale, que trabaja para National Geographic,  y en todas ellas se hace énfasis en proyectos de reforestación, protección de la biodiversidad o reconversión de espacios industriales en zonas verdes.

Una de esas imágenes corresponde a una intervención que firma Girada, un artista de 52 años nacido en Cuba, criado en Estados Unidos y afincado en Barcelona. Quizá lo recuerden por el enorme mural que hizo con la cara de Barack Obama en la zona del Fórum, en Sant Adrià, y que tituló 'Expectación'.

Su proyecto para Lavazza, titulado 'Perpetual Flow', se mide en hectáreas y se trata de una enorme mano de la que se escapa agua que simula regar un paisaje de palmeras. "Ellos conocían mi trabajo. Así que elegimos un lugar cerca de Ouarzazate, la ciudad al sur del Alto Atlas marroquí famosa por ser la puerta de entrada al desierto del Sahara. Era la primera vez que yo hacía algo en aquel país. Con toneladas de grava más oscura que el suelo traída de zonas cercanas con camiones y trabajando media docena de personas con rastrillos sobre el terreno durante seis días trazamos la imagen de la mano, que ocupa como cinco campos de fútbol. La tecnología también nos ayudó para el resultado final: utilizamos también geolocalizadores", explica Gerada de una obra que tiene voluntad de permanecer en el suelo del desierto. La imagen final que aparece en el calendario se logró gracias a un dron.

"La instalación, que rinde un poco homenaje a las líneas de Nazca, los geoglifos de Perú, la hicimos a las afueras de la ciudad, junto a una barrera vegetal que se levanta para frenar los efectos de las tormentas de arena del desierto y que se riegan con agua reciclada, que no es potable pero sirve para regar. Esa barrera vegetal ha mejorado la calidad de vida de Ouarzazate,"que es como el Hollywood de Marruecos", describe. Efecticamente, en este punto de partida de muchas excursiones por el desierto se han rodado películas como 'Gladiator". 

Gerada ha compartido en Turín hace unos días sus experiencias con el resto de artistas que han participado en el calendario. "La idea es contar historias y que esas historias influyan en la gente, en los jóvenes en particular, para que anime a comprometerse con el respeto a la naturaleza". También ha elogiado la labor de Fracesca Lavazza. "Ellos son productores de café y venden cafeteras. Podrían hacer un calendario de moda con chicas. No tendrían ninguna necesidad de hacer esta labor más social y sin embargo ahí está su compromiso".  

Temas Calendarios