Ir a contenido

A PRINCIPIOS DE LOS 90

Una asociación de bebés robados pide al fiscal que cite a declarar a Carmen Lomana

La 'socialité' reveló en televisión que una clínica sevillana le ofreció un niño a ella y a su marido, ya fallecido

"No sé si era cierto que su madre biológica estaba a favor o no, pero no quise aceptar la propuesta", explicó la empresaria

Europa Press

La ’socialite’ Carmen Lomana. 

La ’socialite’ Carmen Lomana. 

La Asociación Sevilla Bebés Robados ha solicitado a la Fiscalía Provincial que cite a declarar a la socialite Carmen Lomana después que esta revelara que le ofrecieron un bebé recién nacido en una clínica de Sevilla a principios de la década de los 90.

En un escrito, con registro de entrada en la Fiscalía de Sevilla de 16 de octubre, la asociación solicita al Ministerio Público que, en la investigación relacionada con los casos denunciados de sustracciones de menores recién nacidos o adopciones irregulares, llame a declarar a Lomana por si tiene información relevante que manifestar.

Confesión en una cadena nacional

Esta solicitud es consecuencia de las declaraciones realizadas por la conocida empresaria el pasado 4 de septiembre en un programa de una cadena de televisión nacional, en la que, entre otras cuestiones, indicó que a su marido y a ella, ya fallecido, les ofrecieron un bebé recién nacido en una clínica de Sevilla y les aseguraron que la madre "estaba conforme".

Lomana confesó, según el escrito presentado por el letrado de la Asociación Sevilla Bebés RobadosJuan de Dios Ramírez, que había sido víctima de "una sospechosa proposición a principios de los años 90 en una clínica de maternidad de Sevilla". El mismo escrito recoge que a Lomana y a su marido les dieron la posibilidad de adoptar a un niño: "No sé si era cierto que su madre biológica estaba a favor o no, pero no quise aceptar la propuesta".

Esta declaración se produjo mientras de forma paralela se celebraba en la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid el juicio contra el doctor Eduardo Vela por delitos de detención ilegal, suposición del parto y falsedad documental en relación a un caso de bebés robados de 1969, de los que finalmente fue absuelto.

En la sentencia, los magistrados le consideran responsable de los citados delitos, pero le absuelven al entender que están prescritos. Consideran como fecha de prescripción el momento en el que la denunciante alcanzó la mayoría de edad. Vela fue director de la clínica San Ramón de Madrid, considerada el epicentro del entramado del presunto tráfico de niños.