Ir a contenido

PASARELA DE ALTURA

Escotazos en Cannes

Susan Sarandon, con su espectacular escote, y Monica Bellucci, con su actuación, deslumbran en la ceremonia inaugural

Monica Bellucci encandila al público en la ceremonia de apertura. / ATLAS VÍDEO

Pedro Almodóvar, el presidente del jurado en esta 70º edición de festival, estaba en su salsa tras sus gafas oscuras. ¿Qué sería de Cannes sin el glamur de su pasarela? Esa alfombra roja en la que actrices y modelos pasan por el filtro de las cámaras para arrojar esta vez como escueto resumen que los escotes, junto a los taconazos, siguen siendo la norma.

Y que la nota chirriante llegó de la mano de dos viejas amigas de Pedro precisamente, una Rossy de Palma en plan cabaretera y una Victoria Abril con un estilismo tribal africano difícil de describir hasta para los más curtidos.

Entre las modelos con caché internacional, ahí estaba la norteamericana Bella Hadid, con un vestido marfil con escote corazón y amplia abertura de Alexander Vauthier con un colgante de zafiro que se veía a la legüa. O la brasileña Sara Sampaio, embajadora de L'Oréal, patrocinador oficial, con un vestido de alta costura de Zuhair Murad. Mucho más discreta, Eva Herzigova tiró de un vestido de tirantes con detalles bordados.

Jessica Chastain, miembro del jurado, estaba espectacular con un vestido de Alexander McQueen con cuerpo bordado de flores y falda de gasa y terciopelo. Igual que una veterana como Susan Sarandon, que a sus 70 años sigue presumiendo del generoso escote que dejaba bien a la vista su vestido de terciopelo verde oscuro de Alberta Ferreti. Algo ya habitual en ella cuando hay focos delante.

El rosa y el 'nude' fueron igualemente los colores de la noche. Uma Thurman, con un vestido rosa palo de Atelier Versace ha salido muy airosa en todos los comentarios. Dorado fue el tono elegido por la modelo Emily Ratajkowski, que con un vestido de Twinset. Elle Faning lució un conjunto con falda drapeada y cola pintada a mano de Vivienne Westwood.

UN BESO DE CINE

También el rojo y el negro fueron protagonistas de la velada. Julianne Moore elegió un vestido rojo de Givenchy Couture. Y la actriz francesa Marion Cotillard recurrió a un vestido negro y con corsé con la firma de Jean Paul Gaultier.

Un blanco con aires clásicos perteneciente a la colección crucero de Chanel fue la elección de Lily-Rose Depp, imagen de la firma. Y una vez en el interior, durante la ceremonia inaugural, fue la actriz italiana Monica Bellucci, de 52 años, quien desplegó toda su sensualidad con un apasionado beso al actor francés Alex Lutz.