El filo de una alambrada

El filo de una alambrada
Se lee en minutos
Te puede interesar

Esta noche, TV-3 emitirá el segundo y último capítulo deTornarem, una producción, una historia, una realización y una interpretación para quitarse el sombrero. Retrata este trabajo, a través de la poliédrica historia de amor que interpretan magistralmenteBea Segura (Lola),Roger Coma(Felip) yOriol Tarrasón(Manel), lo que significó la dramática huida de más de 100.000 republicanos españoles hacia Francia, a inicios de 1939. Particularmente su llegada al campo de Argelès-sur-Mer. EsJordi Dauderquien lo evoca en la que fue su última interpretación. Sus recuerdos, desde una silla de ruedas, ponen en pie una realidad de la que yo tuve noticia de primera mano en 1974, cuando mi muy queridoAvel·lí Artís Gener, Tísner, me lo contaba en aquel inolvidableTele/eXprés, mientras corregía las galeradas de su libroLa diáspora republicana, un texto clave, casi autobiográfico, indispensable para entender lo que fue aquel éxodo, forzado, forzoso, y dramático. La descripción que haceDauder de aquel campo de Argelès, de aquella lengua de playa, han hecho revivir en mí lo queTísnerme contaba. DiceDauderenTornarem:«La llegada a Francia fue insultante. Lejos de encontrar la libertad, lo que encontramos fue el campo de concentración de Argelès, lleno de miserias, tristeza y hambre. Envueltos en alambradas, hombres, mujeres, ancianos y niños se amontonaban vigilados por soldados senegaleses. Oficialmente, Argelès fue el refugio humanitario de 100.000 republicanos. Pero Argelès, en realidad, fue una vergüenza». ¡Ah! Este trabajo es importante. Felicito a la productora Brutal Media, y a TV-3. Este es el ejemplo de lo que en una televisión pública nunca debería ser recortado. La memoria puesta en pie, e interpretada con tanta calidad, es algo que ninguna tijera de la crisis debería cercenar.

LA REINA.-Resulta preocupante que para hablar del Monarca,Jordi González(El gran debate, Tele 5) entrevistase aMario Conde, y más aún que lo presentara como«una persona muy cercana al Rey de España». Hombre, más que tranquilizar, espanta. Aquí, lo interesante fue la entrevista que le hizo luego aPilar Urbano. SegúnPilar,fue laReinala que impulsó las disculpas:«Almorzando, a puerta cerrada, cara a cara, con palabras secas y miradas duras, la Reina le dijo: 'Yo voy a regresar, pero tú vas a defender la corona. Y si estás cansado, el Príncipe está preparado'». ¡Ahhh! Un real ultimátum.