04 ago 2020

Ir a contenido

DEPORTE FEMENINO

El Congreso celebra el primer convenio colectivo de fútbol femenino

La presidenta de la Cámara baja testigo de la firma entre la AFE y los sindicatos

Miguel Ángel Rodríguez

La vicepresidenta del Comité de Fútbol Femenino de la AFE, Ainhora Tirapu

La vicepresidenta del Comité de Fútbol Femenino de la AFE, Ainhora Tirapu / DAVID CASTRO

Las fútbolistas españolas han conquistado su primer convenio colectivo. Después de varios meses de lucha, de ir ganándose a pulso la visibilidad en medios de comunicación mediante huelgas que dejaron en diciembre campos de fútbol vacíos por toda España, el primer convenio colectivo de fútbol femenino se convirtió en una realidad este miércoles, cuando los sindicatos AFEUGT y fútbol ON y la patronal ACFF firmaron el documento. Un texto que supone una victoria para las jugadoras y que este jueves ha sido presentado en el Congreso de los Diputados de la mano de la presidenta de la Cámara baja, Meritxell Batet.

Desde el Congreso y ante un centenar de periodistas, sindicatos y patronal han coincidido en calificar este acuerdo como la "primera piedra" del trabajo que debe seguir avanzando para impulsar el deporte femenino. "Es un motivo para estar orgulloso, de celebración y de alegría", ha asegurado el presidente de la Asociación de Clubes de fútbol FemeninoRubén Alcaine

A estas palabras, el presidente de la Asociación de fútbolistas Españoles, David Aganzo, ha añadido que se trata de un "convenio histórico" que ha llegado gracias al "coraje, la unidad y el ejemplo" de las fútbolistas. En este mismo sentido, la vicepresidenta del Comité de Fútbol Femenino de la AFE, Ainhora Tirapu, ha agradecido el trabajo de todas sus compañeras y ha querido pedir perdón por la lentitud a la hora de negociar el convenio: "Me queda la espinita de la incapacidad que hemos mostrado para llegar a este acuerdo antes". 

Batet, por su parte, arropada por los miembros de la Mesa del Congreso y los portavoces parlamentarios de todas las formaciones, ha destacado la "valentía" de todas las jugadoras y ha hecho hincapié en que el acuerdo supone fomentar "el deporte y la cultura, la igualdad entre mujeres y hombre y la garantía de las condiciones laborales". 

Salario mínimo

La reivindicación de las fútbolistas venía de largo y han sido necesarios varios meses de negociaciones para que patronal y sindicatos llegaran a un acuerdo que sitúa el salario mínimo en 16.000 euros brutos anuales por jugadora para contratos de jornada completa y 12.000 euros para los contratos con una parcialidad del 75%. Una cantidad que sigue muy alejada a las cifras estratosféricas que cobran sus compañeros masculinos de primera división.

Entre otras de las conquistas que han logrado las jugadoras con su lucha es que todas aquellas que terminen contrato y se queden embarazadas podrán renovar por una temporada más en las mismas condiciones o un plus por antigüedad de 2.000 euros tras seis campañas de permanencia; 2.500 por siete cursos; 3.000 en el caso de ocho; y 3.500 euros por nueve años.