POLÉMICA NOMENCLATURA

Soraya lanza la línea Chochete y se une al club de las marcas malsonantes

La ropa de la cantante está inspirada en su hija Manuela, de 3 años, a quien utiliza como imagen para promocionar la firma

"Es más que una palabra, define un montón de valores y cosas bonitas", asegura la 'extriunfita'

Soraya Arnelas con su marido, el modelo Miguel Ángel Herrera, y su hija, Manuela, vestidos con sudaderas Chochete.

Soraya Arnelas con su marido, el modelo Miguel Ángel Herrera, y su hija, Manuela, vestidos con sudaderas Chochete. / INSTAGRAM

4
Se lee en minutos
Laura Estirado
Laura Estirado

Periodista

Especialista en Gente, Moda, Tendencias, Estilo y Redes

Escribe desde Barcelona

ver +

La pandemia está causando estragos en el mundo de la cultura, con salas de cines cerradas, giras aplazadas y teatros con el telón bajado. En estos meses tan complicados para todos la cantante Soraya Arnelas ha aprovechado para impulsar su propia marca de ropa, también para niños. Se trata de la firma Chochete, tal cual, de la cual ya desveló su creación hace unas semanas. Ahora, por fin, ya ha visto la luz esta empresa con un nombre como poco llamativo y no apto para todos los oídos, con el que la firma de la cantante extremeña entra en el olimpo de las marcas con nombres raros, malsonantes o, directamente, que parecen un chiste.

La artista, de 38 años, surgida de la primera hornada de 'Operación triunfo' reconoce que sabía lo que se le avecinaba: "¡Nos entusiasma todo lo que está pasando con Chochete! A muncha gente le encanta el nombre, a otros no tanto... Sabíamos que esto iba a pasar", ha escrito en su cuenta de Instagram. "Lo que representa para nosotros es algo cariñoso, es un proyecto en el que llevamos trabajando mucho tiempo. Chochete (@chochetebymdg", describe.

Los valores de Chochete son, a saber: "Alegría, valentía, diversión, autenticidad, un punto de locura y mucha libertad". Conceptos que, a priori, casi nadie hubiera asociado al nombre de la marca. 

"Desde muy pequeña Manuela saludaba así a todo aquel con el que se cruzaba y nos dábamos cuenta que siempre sacaba una sonrisa. No sabíamos de dónde habría salido aquella palabra, pero está claro que viniendo de familia andaluza-extremeña se lo habría escuchado a alguien. Para nosotros siempre ha sido una palabra muy especial, cariñosa, divertida", ha explicado Arnelas en Instagram.

OTRAS MARCAS CON NOMBRES DESAFORTUNADOS

En los 80 Mitsubishi lanzó el modelo 'Pajero' que pasó a llamarse 'Montero' en los países de habla hispana a partir de su tercera generación. Lo de 'Pajero' era en referencia a 'Leopardus pajeros', un felino sudamericano conocido como gato pajero o de los pajonales. En español el nombre original se relacionaba con el onanismo y la marca decidió, acertadamente, cambiarlo. No es el único ejemplo malsonante. Hay una bodega en la región italiana del Veneto que lleva por nombre el de sus propietarios, que son los Follador. Se dedican desde el siglo XVIII al prosecco, variedad por la que se han hecho famosos desde los 70 por ser una alternativa barata al champán. En los herbolarios es muy común una marca alemana de tés con un nombre curioso: SidrogaNo está especializada en narcóticos sino en infusiones medicinales o simplemente que contribuyen al bienestar. Por su parte, Rubén Lavandera es el dueño del famoso licor de orujo asturiano Hijoputa. También fabrica galletas de mantequilla Dulces Orgías "para hombres, mujeres y viceversa", licores de hierbas Cojonudos y el licor de chocolate Quemavirus. También es bastante singular la cerveza artesana Chula, que pertenece al grupo de Cervezas Villa de Madrid. Además de estos ejemplos, desde el 2017 una cuenta de Twitter difunde los nombres más raros y chistosos que utilizan algunas marcas para venderse. Se trata de la 'wikipedia' Masters of Naming, que alimenta desde el 2017 el diseñador gráfico de Viladecans A Miquel Caimary. Hay ejemplos de todo, desde bares, panaderías, peluquerías, lavanderías o tiendas deportivas, entre otros. Pasen y vean. Diviértanse.

Sudaderas con la palabra estampada

Así que, orgullosa de su nueva empresa, la cantante posa junto a su marido, el modelo Miguel Ángel Herrera, y con su hija, Manuela de Gracia, de 3 añistos, con las sudaderas con el nombre de la marca estampado en el pecho.

Los comentarios de los internautas no han sido halagüeños. Desde el que opina: "No sé de dónde eres ni conozco nada de ti, pero me ha salido un anuncio donde dices que chochete es algo muy andaluz. No te digo que no, pero en Andalucía una hija no le dice 'chochete' a su madre, y una madre no inculca ese vocabulario a no ser que tenga una educación bastante precaria. Tú llama a tu marca como quieras, pero no inventes". Hasta el que escribe: "Las sudaderas me encantan, pero con ese nombre, me da como apuro, me imagino que lo habréis pensado mucho antes de decidiros, pero no lo veo para 'todos los públicos'. Me da pena no comprármelas, pero ir así en el pecho con Chochete...".

El uso de la imagen de su hija

Otro punto que se le ha afeado a la cacereña que representó a España en el Festival de Eurovisión en el 2009 con el tema 'La noche es para mí' es el que haya utilizado a su hija para promocionar su marca.

Noticias relacionadas

En el 2018, tras nacer Manuela, la cantante levantó suspicacias en las redes al compartir una foto cenando con pareja en el Diverxo. La tacharon de "mala madre" por dejar a la recién nacida, de tan solo 6 días, al cuidado de sus abuelos.

Temas

Moda