Ir a contenido

Visto en Twitter

Un veterano de guerra colapsa en una maratón y se arrastra hasta la meta en homenaje a sus compañeros fallecidos

Micah Herndon corría por tres amigos muertos en la guerra de Afganistán en 2010

En el kilómetro 35 sus piernas dejaron de responder y decidió terminar utilizando manos y rodillas

María Aragón

Un veterano de guerra colapsa en una maratón y se arrastra hasta la meta en homenaje a sus compañeros fallecidos

"¡Vamos, ya lo tienes!" Los gritos de ánimo desde los laterales de la calzada parecían empujarle a la meta. Micah Herndon no podía más con su cuerpo, que se había bloqueado antes de llegar a la meta de la maratón de Boston. Pero había hecho una promesa y costara lo que costara quería llegar por sus propios medios. 

Las imágenes son estremecedoras. En ellas se ve al veterano marine arrastrarse literalmente mientras el resto de competidores entran corriendo.

Su obsesión era una cuestión de memoria. Micah corría su primera maratón en homenaje a sus amigos fallecidos en la guerra de Afganistán en 2010. Este joven de Ohio se había propuesto un reto, y no quería ayuda: "Voy a hacer esto solo". 

Así que cuando sus piernas se bloquearon en el kilómetro 35, el veterano de guerra decidió continuar usando rodillas y manos. En su cabeza, en todo momento, estaban los compañeros que fallecieron por las bombas.

"Estaba escuchando música mientras repetía constantemente sus nombres: Ballard, Hamer, Juarez. Ballar, Hamer, Juarez". Una y otra vez, pensaba en sus tres amigos para lograr su objetivo, a quienes también tenía escritos en sus zapatillas.

"Tengo suerte de tener todos mis órganos y puedo seguir activo, pero algunos no pueden", decía en la prensa estadounidense. "Si tengo un golpe de calor mientras corro, o me duelen los pies o estoy cansado, digo sus nombres en alto para mí mismo. Ellos lo pasaron mucho peor, así que corro por ellos y por sus familias".