Ir a contenido

En Luxemburgo

El surrealista sorteo con bolas 'kinder', una mano poco inocente y muchas sospechas

Coge las bolas, las mira detenidamente y las devuelve a su sitio en varias ocasiones

María Aragón

El surrealista sorteo con bolas 'kinder', una mano poco inocente y muchas sospechas

Las bolas calientes son un tema recurrente en el mundo del fútbol cada vez que se sortean emparejamientos de un gran acontecimiento. Cuántas veces habremos escuchdo sospechas de que a un determinado equipo le tocara un rival fácil, o que en un Mundial la anfitriona evitara a los cocos del sorteo desde el primer momento.

Pero lo que no habíamos vivido hasta ahora era un sorteo tan descarado, donde el protagonista coge, mira, suelta y vuelve a coger las bolas a su antojo. Unas bolas, además, que parecen las de los huevos kinder. 

Este sorteo, que está dando la vuelta al mundo, tuvo lugar hace unos días con motivo de la copa de Luxemburgo, cuando se sorteaba la primera ronda de la competición femenina. 

En el centro, y encargado de sacar todas las bolas, se encuentra Alex Kapp, exentrenador del equipo nacional sub-21 y ahora empresario de Freelander's, principal patrocinador de la competición. Le acompañan Marco Richard y Nicolas Schockmel, miembros de la federación. 

En el foro Reddit se ha hecho un gran debate al respecto, ya que consideran que es muy sospechoso, y de ahí salieron diferentes teorías. La más respaldada, que las bolas tendrían marcas para amañar los cruces del torneo, ya que Kapp miraba detenidamente cada bola antes de devolverla a la copa. 

La Federación de Luxemburgo ha salido al paso de las críticas, asegurando que el proceso fue correcto y que en ningún momento Kapp podía ver el nombre de los equipos.  

"No hay manipulación. Algunas de las reacciones de Alex Kapp son extrañas o poco usuales, pero esto no quiere decir que se ponga en cuestión el sorteo", explican. "El proceso es íntegro".