Ir a contenido

Un San Valentín en Wallapop

La plataforma de compraventa entre particulares ofrece numerosas ideas para los enamorados

L. BENAVIDES / BARCELONA

Un perro de Lego, un estuche y un peluche; ideas para un San Valentín lowcost.

Un perro de Lego, un estuche y un peluche; ideas para un San Valentín lowcost. / WALLAPOP

Se acerca San Valentín y ya no sabes qué regalar. En el caso de los varones, las flores y los bombones son un clásico, garantía de éxito, y no requieren una gran desembolso económico, pero tres años consecutivos regalando lo mismo son demasiados. Y ya se sabe: cuando la rutina entra por la puerta, el amor sale por la ventana. Afortunadamente, un paseo por las aplicaciones para la compraventa entre particulares ofrece numerosas ideas.

Basta con filtrar por zona, para evitarnos el siempre engorroso envío, y escribir en la barra del buscador palabras clave como ‘San Valentín’, ‘Romántico’ o ‘Corazón’. Uno de los resultados más caros en Wallapop es un retrato de 90 x 80 centímetros de la escuela francesa, a la venta por 2.500 euros. Aunque la firma es ilegible, según explica el propio vendedor, el cuadro podría ser obra de Jean Marc Nattier, un retratista del siglo XVIII. Pero el regalo más caro con diferencia es una 'foodtruck' decorada con motivos románticos. Los interesados en esta crepería con ruedas solo tienen que abonar 13.900 euros. Sus dueños se desprenden de ella por “no poder atender toda la documentación en regla lista para empezar a trabajar”.

Bastante más barato que la crepería móvil es el molde con forma de corazón con el que también se puede preparar un desayuno súper romántico. Basta con freír el huevo en el interior del molde, colocado en el centro de la sartén. Cuesta cinco euros y  se puede aprovechar el pedido para comprar al mismo vendedor otros detalles ideales para San Valentín. En su perfil de Wallapop encontramos tazas, ropa interior, collares y guirnaldas con motivos muy románticos.

Excentricidades como el foodtruck al margen, en Wallapop también se pueden encontrar regalos bastante más convencionales como un vinilo de Elvis Presley, con sus mejores “canciones de amor”, por 15 euros;  y un estuche que contiene una colonia, gel de baño, body milk y desodorante en spray por solo 7 euros. “Conjunto a estrenar”, asegura en la descripción el vendedor. Para los cinéfilos con poco presupuesto, dos opciones:  la romántica “Tres metros sobre el cielo”, que incluye una foto firmada por el actor Mario Casas, por 4 euros; y la película ‘San Valentín Sangriento 3D’, gafas 3D incluidas, para amantes del género de terror. 

ARTESANÍA

Los regalos hechos a mano, las manualidades de toda la vida, tienen un valor mucho mayor, incalculable. Para los que no tienen tiempo o no tienen mucha habilidad, las páginas de compraventa también ofrecen artículos personalizados.  Es el caso de los cojines especiales para San Valentín que vende un usuario de Wallapop sevillano. “Especial, bonito y único. Hechos a mano. Precio por privado”, reza su mensaje. Otra opción son las rosas de goma eva realizadas por una usuaria de Coslada. “Se personalizan con los colores que quieras y se pueden escribir mensajes en los pétalos. Pregunta precios”, explica el vendedor, vecino de Coslada.

ORIGINALES

Uno de los regalos de San Valentín más originales, y para toda la vida, son los tatuajes. También se ofrecen profesionales de la tinta en estas redes de compraventa. En Fuengirola, por ejemplo, un estudio de tatuajes tiene en marcha  una oferta para enamorados, del 10 al 17 de febrero: dos tatuajes de 4 centímetros por 4 centímetros, por 30 euros.

En el sector de la segunda mano vale casi todo, porque siempre hay un roto para un descosido. Así, objetos algo horteras como el diablo de peluche o el perrito Lego podrían  encontrar un hogar esta semana. El primero, “está muy bien cuidado y mide sentado 40 centímetros de largo por 30 de ancho”, explica su propietario, que escucha ofertas por privado. El segundo es un juego de 150 piezas, ideal para montar en pareja, de segunda mano pero “en perfecto estado, con caja y manual de instrucciones impolutos”. Los interesados en este simpático can deberán  recogerlo en el barrio del Clot de Barcelona, pues el vendedor no hace envíos.

0 Comentarios
cargando