Ir a contenido

La paella de chorizo de Jamie Oliver vuelve a revolucionar Twitter

El cocinero vuelve a ser 'trending topic' con una receta que ya había publicado en la red social en el 2013

Vega S. Sánchez

El cocinero Jamie Oliver, en el Port Vell de Barcelona, el pasado 12 de mayo.

El cocinero Jamie Oliver, en el Port Vell de Barcelona, el pasado 12 de mayo. / ÁLVARO MONGE

El que está considerado como uno de los mejores cocineros británicos la ha vuelto a liar en Twitter con una receta que ya compartió en la red social en el 2013. El mediático Jamie Oliver ha causado un revuelo igual o similar al de entonces, al proponer una tradicional paella española con un ingrediente que, según todos los expertos, nunca debería llevar: chorizo. Algo que ya hizo el 20 de marzo del 2013:

En el tuit publicado este martes, el famoso chef cambia el texto y asegura que la "buena comida española no es mucho mejor que la paella", afirmando que, en la suya (en su receta), mezcla "muslos de pollo y chorizo":

Como hace tres años, las críticas en la red no se han hecho esperar, aunque algunas han sido más ingeniosas que otras:

Y el aludido, Alberto Chicote, también ha querido participar en las redes, aunque de forma algo ambigua (no se sabe si está invitando a Oliver a las fallas valencianas, a comerse el 'socarrat' de una paella o a saborear algún plato 'cremat'):

Y los hay que han sentenciado bastante acertadamente:

O, en la misma línea, pero de forma más guasona:

Sin embargo, sobre todo entre el mundo anglosajón, los ha habido comprensivos con la 'afrenta' culinaria. Es el caso de 'The Guardian' que, no sin cierta retranca, asegura que "La paella de Jamie Oliver consigue unir a una fracturada España... en su contra". En todo caso, el diario británico no está exento de razón.

Y no es el único chef británico que ha propuesto en alguna ocasión echar chorizo al típico plato valenciano. También Gordon Ramsay, famoso por ser el 'Chicote' británico (el chef de 'Pesadilla en la cocina'), propone hacer una "paela"  con pollo, gambas, calamares, almejas... y chorizo. Y, para acabar de darle gusto, un chorretón de jerez (y olé) y unos chiles... aunque sean mexicanos. Total, todos somos castellanoparlantes.

0 Comentarios
cargando