RIESGOS ALIMENTARIOS

Halladas sustancias cancerígenas en varias marcas de chocolate

Productos de Kinder, Lindt y Rübezahl contienen hidrocarburos aromáticos perjudiciales, según una agencia alimentaria alemana

Los agentes perniciosos están en la pintura de los envoltorios, desde donde penetran en las golosinas

Las barrita Kinder Reigel, señaladas por la agencia de seguridad alimentaria alemana, por contener sustancias potencialmente cancerígenas.

Las barrita Kinder Reigel, señaladas por la agencia de seguridad alimentaria alemana, por contener sustancias potencialmente cancerígenas. / WIKIMEDIA COMMONS

1
Se lee en minutos
Laura Estirado
Laura Estirado

Periodista

Especialista en Gente, Moda, Tendencias, Estilo y Redes

Escribe desde Barcelona

ver +

Investigadores de la agencia independiente de seguridad alimentaria alemana Foodwatch aseguran que chocolates de las marcas Kinder, Lindt y Rübezahl contienen sustancias nocivas que "pueden provocar cáncer" y mutaciones en el genoma, tal como ha publicado en un comunicado la propia agencia y recogen medios germanos como el portal 'The Local'.

El organismo asegura que dulces de estas marcas contienen hidrocarburos aromáticos de aceites minerales (los MOAH, por sus siglas en inglés), un subproducto del proceso de refinamiento del petróleo, considerado un posible agente cancerígeno. "La alta consistencia de esta sustancia puede afectar a la salud de los consumidores", dice en un comunicado publicado el pasado lunes la agencia.

A TRAVÉS DEL ENVOLTORIO

Supuestamente, estas sustancias perniciosas penetran en el chocolate a través de los envoltorios, cuya pintura puede contener estos aceites perniciosos.

Foodwatch sometió a pruebas 20 tipos de chocolates y los científicos encontraron MOAH en tres de ellos: las barritas Kinder Riegel, de la marca italiana Ferrero; Fioretto Nougat Minis, de la compañía suiza Lindt; y Sun Rice Classic schoko Happen, de la firma germana Rübezahl.

Tras estos resultados, Foodwatch informó a las marcas y les pidió que hicieran públicos los resultados y retiraran los chocolates del mercado. "El productor es culpable de negligencia grave. En vez de quitar los chocolates de los escaparates y advertir a los consumidores sobre el riesgo, en Ferrero, por ejemplo, sostienen que todo se ha hecho de forma legal", explica el el portavoz de Foodwatch, John Heeg. Los productores se han negado a retirarlos de la venta.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria describe los MOAH como "probable cancerígeno y mutagénico".

"INACEPTABLE PARA EL CONSUMO"

"Nosotros no recomendamos la compra de estos productos porque los niveles son, simplemente, inaceptables para el consumo", señala el comunicado de Foodwatch.

Noticias relacionadas

Desde Ferrero Ibérica se ha respondido a esta polémica con una nota remitida a este diario en la que se asegura que "todos los productos Kinder, y en concreto Kinder Riegel (como el de la foto que ilustra esta noticia), son seguros, creados con la máxima calidad y siempre de conformidad con las legislaciones alimentarias locales y europeas".

Una respuesta similar ha emitido la Asociación de Confitería Alemana, que en un comunicado dice que los niveles de MOAH detectados por Foodwatch podrían "ser consumidos sin preocupación".