ANTES DE LA EUROCOPA

La selección se va a vacunar este viernes con Janssen y Pfizer

  • El ministerio de Sanidad ha oficializado que los internacionales serán vacunados con diferentes vacunas, según las necesidades

  • Diego Llorente, aislado tras haber sido el segundo positivo de la concentración tras Busquets, va a volver este viernes a Las Rozas tras resultar ser un falso positivo

Luis Enrique, en un entrenamiento de la selección española en la ciudad deportiva de Las Rozas.

Luis Enrique, en un entrenamiento de la selección española en la ciudad deportiva de Las Rozas. / Pablo Garcia (RFEF/EFE)

Se lee en minutos
Alejandro García
Alejandro García

Periodista

ver +

A última hora de la tarde, después de muchas idas y venidas, Sanidad y la RFEF confirmaron oficialmente que la selección española de fútbol se va a vacunar este viernes a partir de las diez de la mañana, con personal médico del Ejército, como ya se sabía, pero con diferentes vacunas según cada caso, tras las diferencias de criterios a la hora de elegir entre Janssen y Pfizer.

La decisión es que los que ya estaban vacunados con la primera dosis de Pfizer (los convocados en la lista previa de los Juegos Olímpicos, serán inmunizados con la pauta completa con la segunda dosis de la misma marca, mientras que los que no han recibido todavía ningún tipo de vacuna, serán inyectados con Janssen. Así las cosas, todos los internacionales tendrán la pauta completa este viernes, el mismo día que empieza la Eurocopa en Roma.

Parece comprobado que no hay día tranquilo en la concentración de España. Hubo otros momentos complicados, el último con Rubiales y Lopetegui, pero aquel fue un momento fulgurante de controversia, no la sucesión de acontecimientos aparentemente inacabable con la que tiene que lidiar esta selección, cada uno más inesperado y complejo que el anterior, como si fuera Ulises de vuelta a Ítaca tras la guerra de Troya.

Como relató Luis Enrique en su comparecencia forzada por los acontecimientos, después del positivo de Busquets el pasado domingo, se han ido precipitando las vicisitudes sobre la concentración de Las Rozas, primero el aislamiento, luego otro positivo y, entre tanto, un debate nacional sobre las vacunas. Las noticias inesperadas siguieron con el segundo infectado, un Diego Llorente que resultó ser un falso positivo y puede volver este viernes a la concentración. Para rematar, en el primer día en el que el seleccionador pudo entrenar por la tarde con los resultados negativos de todas las pruebas PCR de sus internacionales, este jueves, eclosionó la negociación para la vacunación con las dudas de la RFEF, después del anuncio oficial y casi unilateral del Gobierno, sobre la marca de la vacuna a administrar a la selección. 

Pfizer o Janssen

Como si fuera un debate entre virólogos o científicos que han desarrollado y testado las vacunas, entre el Gobierno y la Federación se enredaron en el debate de si los internacionales debían ser inmunizados con la vacuna de Pfizer, la que le designó Sanidad a la selección a través del Ejército, o la vacuna Janssen, preferida por la selección porque es de una sola dosis y podría minimizar la aparición de efectos secundarios tras el pinchazo, o al menos serían en las primeras instancias de la competición, mientras que la segunda dosis de la opción de Pfizer tendría que ser aplicada en algún momento entre unos hipotéticos octavos y cuartos de final, en los últimos días del mes de junio. Al final, habrá de todo.

Noticias relacionadas

En su rueda de prensa de por la mañana, cuando el único indicio de problemas con las vacunas es que, como estaba previsto, no se empezaron a poner ayer mismo y se filtró que se estaba preparando el dispositivo para que el personal médico del Ejército vacunara hoy a la expedición, Luis Enrique sembró la primera duda: “No es seguro que nos vayamos a vacunar”, aseveró, aunque la ministra de Sanidad ya lo había anunciado oficialmente el día anterior.

Pero el seleccionador dijo más cosas: dejó clara su preocupación ante posibles efectos secundarios de la vacunación: “Es algo que manejamos y me gustaría que se vacunaran lo antes posible. Me fastidiaría mucho no poder con un jugador por esto”, comentó después de haber dejado reflejada en el acta del día la primera queja por cómo se han manejado los tiempos: “Desde hace dos meses, más o menos, el presidente nos informó de la posibilidad de que se vacunara a la selección. No se pudo conseguir, pero lo aceptamos de buen grado. Ahora puede llevarse a cabo, pero se debería haber hecho tras dar la lista, el día 23 o 24”, manifestó el técnico asturiano.